Se encuentra usted aquí

Incautan joyas en plaza del Centro

PGJ y Finanzas buscan en operativo artículos robados; aseguran lentes y plumas fuente que no tenían factura
El personal de Finanzas y de la PGJ se acercaron a los comercios para interrogar a los vendedores e inspeccionar la mercancía, de la cual solicitaron comprobantes de su lícita procedencia (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
23/03/2017
04:20
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Decenas de relojes, plumas fuente, cadenas y lentes de distintas marcas fueron asegurados por personal de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, durante un operativo conjunto con la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local que realizaron en joyerías del Centro de la Ciudad para certificar la legalidad de la procedencia de las joyas que se venden en los comercios de la zona.

Alrededor de 100 policías de Investigación y 50 de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) acudieron a la plaza localizada en la esquina de Monte de Piedad y calle de Tacuba, se acercaron a los comercios y comenzaron a interrogar a los vendedores, en algunos locales se inició la inspección de relojes y plumas fuente.

Los empleados de la UIF solicitaron información sobre la procedencia de los artículos que estaban en los mostradores, para verificar que los productos no eran robados, los trabajadores no discutieron sobre el operativo y mostraron la mercancía.

En algunos casos los empleados de estas tiendas mostraron las facturas, por lo que el personal de la UIF tomó nota y dejó que regresaran a la vitrina; sin embargo, en otros casos los vendedores no dieron información sobre la procedencia de los artículos, por lo que fueron asegurados por el personal de la Secretaría de Finanzas.

Desde las 13:30 horas los agentes de investigación, en conjunto con el personal de Finanzas, revisaron los diversos puestos, verificando que sus productos contaran con certificado de autenticidad y de no tener, los llevarían al almacén del la UIF.

Como resultado de este operativo 107 relojes, cadenas, plumas y lentes de distintas marcas, cuya propiedad no pudo ser acreditada en ese momento por los comerciantes, fueron incautados y trasladados al Recinto Fiscal de la Secretaría de Finanzas, donde quedarán bajo resguardo hasta que acudan a presentar un documento que acredite que la mercancía es de su propiedad.

El operativo se llevó en calma, algunos no querían ser supervisados por el personal de la UIF; sin embargo, “no les quedo de otra” y tuvieron que mostrar la mercancía, aunque no quisieron decir su procedencia ni tampoco dar información de la persona que llevó el artículo a la tienda.

Al menos siete negocios fueron revisados y en la mayoría algunos artículos no fueron acreditados, por lo que fueron metidos a unas cajas de color gris, para ser trasladadas.

“No podemos decir mucho sobre el operativo”, dijo el personal de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), mientras hacían un inventario sobre los artículos que eran asegurados.

Atracos. El principal objetivo de operativo era buscar artículos de procedencia ilícita y garantizar la legalidad de los artículos que se expenden en dichos establecimientos; se presume que estos artículos han sido obtenidos en delitos como robo a transeúnte, a pasajero, robo a casa habitación, a conductor y al interior de vehículo.

De acuerdo con estadísticas de la procuraduría capitalina, en los primeros meses de 2017 se han registrado mil 156 carpetas de investigación por robo a transeúnte con violencia.

En el caso de robo a casa habitación, se registraron 72 denuncias y por robo a conductor se reportaron 295 casos, en algunas ocasiones se trataron de robos de relojes.

Estas estadísticas también advierten que en enero de 2017 se registraron cuatro robos de alhajas y en febrero pasado, siete. En robo a interior de vehículo hubo 858 casos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS