Constitución, avanzada pero impugnable, dicen

Expertos destacan el progreso en derechos y democracia directa; temas controvertibles: eliminación de fuero y uso de marihuana
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dedicó el festejo que se realizó aye r en el Zócalo con música de mariachis a la Constitución de la Ciudad de México (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
05/02/2017
01:00
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

La primera Constitución Política de la Ciudad de México es un documento progresista y de avanzada por los derechos, mecanismos de democracia directa y otros temas innovadores que incluye, aunque no quedó exento de puntos débiles y posibles controversias ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), coincidieron especialistas en Derecho Constitucional, así como en temas políticos.

Sobre la Constitución que aprobó la Asamblea Constituyente el martes pasado, Miguel Carbonell, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, dijo hay un bloque “sólido” de derechos en temas de vanguardia como matrimonio igualitario, derechos sexuales y reproductivos.

José Luis Caballero, director del Departamento de Derecho en la Universidad Iberoamericana, afirmó que con la Constitución la Ciudad llega a una “mayoría de edad”, pero hay otras constituciones con buenos diseños.

La inclusión de los derechos a una muerte digna y al uso medicinal de la marihuana “son innovadores no sólo en el Derecho comparado mexicano, sino también internacional”, comentó Alfonso Herrera García, profesor de posgrado de la Universidad Panamericana y la Escuela Libre de Derecho.

Advirtió que el resultado fue “un texto cargado de aspiraciones que plantea dudas sobre si serán cumplidas”, sobre todo por el tema presupuestal.

El especialista en temas electorales Eduardo Huchim destacó elementos como la revocación de mandato y que la compra del voto, así como la violencia política de género sean causa de nulidad de elecciones.

José Agustín Ortiz Pinchetti, impulsor en 1999 de la Reforma Política del DF, resaltó que hubo un avance al reconocer la autonomía de la capital y establecerse la revocación del mandato y el referéndum, también llamados mecanismos de democracia directa.

Entre los puntos débiles, los expertos señalaron que fue una Constitución hecha a las prisas y eso podría repercutir en su solidez y claridad.

 

 

Temas en riesgo. Los especialistas señalaron que los temas con posibilidad de enfrentar impugnaciones en la Corte por supuesta inconstitucionalidad son la eliminación del fuero —pues es una protección necesaria para algunos funcionarios—, la marihuana medicinal y el derecho a una muerte digna.

Miguel Carbonell señaló que las alcaldías son prometedoras para mejorar la administración pública pero las atribuciones de los alcaldes podrían ser impugnadas. Él y José Luis Caballero dijeron que la eliminación del fuero también es vulnerable a controversias, porque hay servidores públicos como en los casos de la Comisión de Derechos Humanos y la Auditoría Superior local que requieren una protección legal.

Los expertos señalaron que el texto es farragoso y muestra problemas de redacción en técnica legislativa; y pidieron una difusión masiva del documento.

Lamentaron que no se aprobara la creación de un Tribunal Constitucional y en su lugar se hiciera una Sala Constitucional adscrita en el Tribunal Superior de Justicia, porque las salas no han dado buenos resultados en estados como Veracruz y Estado de México porque era mejor tener un organismo independiente en la defensa de los derechos de la Constitución.

Alfonso Herrera, José Luis Caballero y Eduardo Huchim concordaron en que la propuesta del voto a partir de los 16 años era inconstitucional, mientras que Carbonell dijo que era una ampliación de derechos viable; dicho planteamiento fue eliminado del texto.

Huchim señaló que ahora se debe vigilar que la Constitución no sólo se quede en buenas intenciones y una buena propuestas sino que se logre aterrizar en las leyes secundarias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS