Juez falla en contra de líder de Asamblea de Barrios

Héctor González demandó por 8 mdp a EL UNIVERSAL y a Héctor de Mauleón; el sujeto, preso por despojo, argumentó daño moral por las notas del columnista
El columnista de este casa editorial, Héctor de Mauleón, denunció la invasión de un inmueble en la calle Benjamín Hill, en la colonia Condesa (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/01/2017
01:10
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Después de seis meses de lucha legal en tribunales, EL UNIVERSAL y el columnista de esta casa editorial, Héctor de Mauleón, ganaron una demanda que interpuso el líder de la Asamblea de Barrios —actualmente preso por el delito de despojo— Héctor González, quien lo acusó de difamación después que el periodista detallara la manera en que se apoderó de un edificio sobre Benjamín Hill, en La Condesa.

El líder de la organización acusó que a raíz de las publicaciones se le provocó un daño moral, por lo que exigió como reparación 8 millones de pesos. Aseguró ante la autoridad que la investigación de Héctor de Mauleón no tenía fundamento; la querella la interpuso el pasado 28 de junio.

Después que se empezaran a publicar una serie de irregularidades en el edifico antes mencionado, donde con fotografías y documentos se demostró que el sitio en la colonia Condesa era utilizado como refugio de delincuentes, además de ser un conocido punto de venta de drogas, aunado a que los vecinos denunciaron el incremento del robo en todas sus modalidades desde que los nuevos habitantes llegaron a la colonia.

Héctor González demandó entonces por “daño moral” y exigió el pago de 8 millones de pesos a manera de compensación. Ante el juez, argumentó que era objeto de artículos periodísticos sin fundamento, los cuales buscaban desprestigiarlo a él y a la organización Asamblea de Barrios.

Denunció que las quejas fueron hechas por vecinos del departamento en cuestión y que tenía diferencias con las familias que ahí habitaban y que el detonante de todo el “desprestigio” fueron las columnas que se publicaron en esta casa editorial; sin embargo, a pesar de la insistencia de sus abogados, el caso no procedió.

Para poder documentar el daño moral y las afectaciones, se le pidió que demostrara el acto como tal; para esto entregó copias fotostáticas de las columnas de De Mauleón. El juez solicitó más pruebas pues con los recortes periodísticos no era suficiente para configurar el delito y proceder legalmente en contra del periodista.

Al cumplirse el plazo, no entregarse más pruebas y con fundamento en el artículo 402 del Código de Procedimientos Civiles, se estimó improcedente la demanda, puesto que Héctor González, líder de la Asamblea de Barrios, no demostró afectación en honor, decoro y reputación.

El juez 27 de lo Civil concluyó que las notas informativas no constituyen un ilícito y absolvió a los codemandados —EL UNIVERSAL y al columnista Héctor de Mauleón— y además condenó a la parte actora al pago de los costos causados en esta instancia; es decir, terminó pagando los honorarios de los abogados y el tiempo que éstos invirtieron atendiendo la improcedente demanda por difamación.

Una semana después de las publicaciones y las columnas de De Mauleón, el Gobierno de la Ciudad de México ordenó la demolición del edificio que fue tomado de manera ilegal por los integrantes de la Asamblea de Barrios, al considerarlo un riesgo para la sociedad. En el predio ubicado en Benjamín Hill 261, de la colonia Hipódromo Condesa, se encontraron dos bodegas subterráneas que a decir de las autoridades, era utilizado para guardar drogas o productos ilegales.

El 28 de agosto el líder de la Asamblea de Barrios, Héctor González, fue detenido por agentes de la procuraduría local y enviado al Reclusorio Sur por despojo. La dependencia anunció que también investigaba a otros integrantes, pues pesan sobre la organización por lo menos siete denuncias por despojos en diferentes delegaciones de la Ciudad.

Mantente al día con el boletín de El Universal