Monreal Ávila exigirá perseguir a criminales

02/07/2015
04:18
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Tras calificar como un tema delicado las extorsiones denunciadas por “derecho de piso” en restaurantes y bares del corredor comercial Condesa-Roma, Insurgentes, en la demarcación Cuauhtémoc, el jefe delegacional electo por Morena, Ricardo Monreal Ávila, advirtió que es facultad de las procuradurías capitalina y federal combatir este problema, aunque aclaró que actuará a través de la denuncia y exigirá la percusión de este delito.

“Vamos a aplicar la ley aunque rebasa mucho la facultad del delegado la persecución de delitos, podemos influir en la aplicación y exigir a través de convenios de colaboración que no haya impunidad y que haya persecución de delitos de alto impacto que se han arraigado tiempo atrás”, se comprometió el obradorista.

Como parte de unas acciones para combatir la corrupción, anunció que desde el primer día de su gestión serán canceladas las supervisiones y clausuras a establecimientos mercantiles de manera temporal.

Esto, luego de que revelara que en la demarcación, hasta ahora liderada por el PRD, ingresan por los menos 500 mil pesos mensuales provenientes de la extorsión a empresarios que van a dar a los bolsillos de inspectores y funcionarios de la Cuauhtémoc.

La fuente de corrupción, precisó, proviene de los verificadores, de ahí que a partir del 1 de octubre los inspectores que actualmente laboran serán reasignados a otras tareas y se buscarán nuevos elementos que puedan desempeñar de manera limpia y transparente esta función, afirmó luego de presentar a su equipo de transición.

“Claro, quedan excluidos de estas acciones los giros negros, los negocios irregulares después de horario, en estos casos, coordinados con el gobierno, continuarán con los operativos de clausura y se atenderán las denuncias de vecinos”, agregó.

Monreal Ávila detalló que tan sólo de los casi tres mil 800 puestos metálicos que existen en la delegación, mil 700 revalidan su permiso anualmente, lo que genera un millón y medio de pesos, sin que estos recursos ingresen a la demarcación.

En tanto, el presidente del PRI en el DF, Mauricio López, dijo que más allá de analizar si hay o no crimen organizado en la capital del país, se deben implementar mecanismos de seguridad. Coincidió con Monreal que es necesario que las procuradurías lleven a cabo una investigación exhaustiva para generar seguridad.

Desde septiembre del año pasado, el priísta dijo que el crimen organizado operaba en la capital y llamó a revisar esquemas de seguridad con el gobierno federal para desmantelar bandas delictivas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS