Consignan a sujeto por explotación laboral

Obligaba a ocho a vender dulces en la calle; cuatro eran sus concubinas. Además, procreó un bebé, ahora de 5 meses, con una de sus hijas de 19 años
La Fiscal para la Atención del Delito de Trata de Personas, Juana Camila Bautista, consignó a Juan Antonio “N” por trata de personas. (Foto: ESPECIAL )
26/06/2015
03:00
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

La Fiscal para la Atención del Delito de Trata de Personas, Juana Camila Bautista, presentó este jueves a un sujeto acusado de trata de personas, quien obligaba a ocho víctimas a vender dulces en dos colonias del perímetro de la delegación Cuauhtémoc.

José Antonio “N” fue denunciado por una de las afectadas, que informó sobre las actividades realizadas en contra de las ocho personas y además que las obligaba a trabajar 17 horas.

“La denunciante sólo venía a acusar al marido de que la golpeaba porque cuando ellos se sentían mal y no querían ir a vender, entonces las golpeaba y las amenazaba de que si no salían a trabajar no les iba a dar de comer y que les iba a dar una golpiza tanto a ellas como a los niños”, declaró Bautista.

Tras las indagatorias realizadas por personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el hombre fue detenido en su domicilio en la colonia Guerrero y presentado a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas.

“El domicilio, donde vivían 16 personas, es un departamento de interés social con dos recámaras, sala-comedor, cocina, baño y el mínimo de higiene”, dijo la funcionaria.

En su declaración ministerial, las ocho víctimas, cuatro concubinas, su suegra, una hija de 20 años, y dos menores de siete y ocho años, lo señalaron por los maltratos.

“En la colonia Guerrero estaba una hija de 20 años y 10 hijitos más de los cinco meses hasta los ocho años”, expuso la funcionaria.

Entre las denuncias resaltó que el pequeño de cinco meses lo procreó con una de sus hijas de 19 años; el proceso de corrupción inició desde que tenía 15 años de edad.

“La de 20 años refiere que al ver la situación de su media hermana, ella se fue del domicilio ya que no quiso padecer la misma situación.

La mamá de la joven huyo del domicilio al ver que el imputado se metió con su propia hija”, puntualizó.

La denunciante tenía 23 años de relación con Juan Antonio y refirió que desde 1999 lo conoció y desde entonces la obligaba a trabajos forzados en la vía pública; al paso del tiempo, el inculpado llevó a otras mujeres a vivir al domicilio, lo que ella aceptó.

La funcionaria señaló que los pequeños se encuentran bien, pero presentan un atraso socio cultural debido a que no eran enviados a la escuela, pues el inculpado se llevaba a dos de ellos para realizar actividades de cuida coches en la vía pública.

“Podemos pensar que iba a esperar a que los demás crecieran y desplegar esta misma conducta; en estos momentos están recibiendo atención integral por parte de la Procuraduría capitalina”, indicó.

Según los testimonios de las denunciantes, el sujeto, desde las cinco de la mañana, repartía a las mujeres en cinco puntos de la ciudad donde las obligaba a vender dulces; por la noche, cuando regresaban a su domicilio, les quitaba el dinero de la venta y las obligaba a desnudarse para verificar que no se quedaran con nada.

“Ellas dicen que diariamente vendían hasta 500 pesos y los pequeños indicaron que llegaban a ganar de 120 a 300 pesos diarios acomodando coches. Trabajaban en la colonia Roma, específicamente en la calle de Sinaloa y en Santa María la Ribera en las calles Pino, San Cosme, Doctor Atl, entre otras”, comentó Juana Camila.

Tras integrar los elementos de prueba, el Ministerio Público consignó ante un Juez Penal en turno del Reclusorio Oriente a José Antonio “N” como probable responsable de los delitos de trata de personas en su modalidad de trabajos forzados, y corrupción de menores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS