Utilizan armas eléctricas para robar, alerta SSPDF

Los delincuentes amagan a las víctimas principalmente en cajeros automáticos. Coyoacán, Tlalpan e Iztapalapa, las delegaciones con más ataques
Ahora los delincuentes utilizan los tasers, stunn gun o electrochoques con los que amenazan a sus víctimas, principalmente a quienes acuden a cajeros automáticos
26/05/2015
03:47
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) alertó por una nueva modalidad de atraco en las delegaciones al sur de la ciudad, donde ahora los delincuentes utilizan tasers, un inmovilizador electrónico que emite una descarga y paraliza a quien la recibe; este aparato se vende en tiendas especializadas de seguridad pues lo utiliza principalmente mujeres como arma de defensa.

Según las primeras versiones, el aumento en el uso de este tipo de artefactos para intimidar a quienes acuden a los cajeros automáticos se debe a que no llama la atención, pasan sin problemas los detectores de metales y además, cuando los sospechosos son revisados por los policías, no son remitidos ya que su portación es legal.

Por esta modalidad, la procuraduría capitalina abrió, de febrero a la fecha, cinco averiguaciones previas donde las víctimas denunciaron un modus operandi similar, narrando que los delincuentes los amagaron con el inmovilizador para despojarlos del dinero que acababan de retirar, ni uno detalló que recibió la descarga pues con sólo ver “las chispas” se percataron de inmediato de lo que se trataba y nadie puso resistencia.

Las denuncias se centran en Coyoacán, Tlalpan e Iztapalapa, principalmente en cajeros alrededor de centros nocturnos, bares y restaurantes, por lo que la dependencia no descarta que se trate de una banda de jóvenes que tranquilamente observan a sus víctimas en los bares, incluso burlan las revisiones al considerarse el inmovilizados como un arma de defensa personal y no de ataque.

Detienen a dos en Iztapalapa. El caso más reciente, según la SSPDF, se registró cuando una sexagenaria y su hijo, de 46 años, solicitaron la intervención de la patrulla DF-121-R2 sobre la Calzada Ermita Iztapalapa, a la altura de la calle Guillermo Prieto, para alertarlos del asalto de que habían sido objeto por parte de dos sujetos.

Las víctimas indicaron a los agentes que los agresores los amenazaron con un aparato de descarga eléctrica para despojarlos de mil 500 pesos en efectivo que acababan de retirar de un cajero automático en la zona.

Luego del asalto, los suejtos se alejaron corriendo del lugar. Los policías, con las características físicas de los agresores, iniciaron de inmediato una búsqueda la cual concluyó a pocas calles con la detención de Ricardo “N”, de 20 años y José Eduardo “N”, de 26, quienes fueron plenamente identificados por las víctimas.

Al momento del arresto se recuperó el dinero robado, no así el aparato de descarga eléctrica pues los delincuentes alcanzaron a tirarlo antes de su detención y aunque se busco en los basureros del lugar, no fue encontrado por los policías; posteriormente, fueron presentados ante el Ministerio Público titular de la agencia IZP-8.

Qué es el taser o stun gun. Actualmente en México se comercializan, sólo por internet, dos tipos de estas armas que, dependiendo del modelo, alcanzan un precio que van desde los 500 hasta mil 500 pesos, en este sentido, las empresas dedicadas a la comercialización del artefacto solo venden la pistola “taser a empresas que se dedican a cuestiones de vigilancia o seguridad, pues su uso aquí requiere previa autorización de la Secretaria de la Defensa así como permiso de portación de armas”.

La Secretaría de la Defensa Nacional de México, a través de la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, ha dictaminado que la venta y el uso de los Inmovilizadores Temporales Disuasivos que funcionan a través de corriente eléctrica están limitados exclusivamente a las fuerzas de seguridad pública a nivel federal, estatal y municipal en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS