Se encuentra usted aquí

¿Por quién votar?

Más importante que saber quién ganará la contienda es confiar en las autoridades electorales: INE y TEPJF
24/05/2018
02:13
-A +A

En estos días de encuestas políticas, tratando que el grupo resultara plural, pregunté a 20 personas que no tienen muchas cosas en común, por quien votarían el primero de julio. Si bien el voto es secreto y una muestra tan insignificante no es para nada fiable, el resultado es consistente con la mayoría de las encuestas que corren, permite elucubrar que pasará con los todavía indecisos y con los partidarios del tercer lugar.

La ley de los grandes números que aplica a las encuestas, dicen los que saben, opera a partir de 32 casos que generan un margen de error de +/-10%. ¿Podrán estos dos grupos cambiar lo que parece ya una elección cantada?

El grupo experimental estuvo compuesto por doce hombres y ocho mujeres. La edad promedio de los encuestados fue de 37 años. Se utilizaron distintos grupos de ingresos económicos, lo que determinó diversos grados de escolaridad. Cinco exclusivamente con educación primaria, otros cuatro con preparatoria, un posgraduado, cinco profesionales de distintas ramas, tres amas de casa, un colocador de persianas y una chofer de Uber. Los domicilios de los encuestados variaron, pero todos viven en la CDMX. Desde Lomas Barrilaco hasta Iztapalapa. Seis declararon pertenecer a un partido político, dos se declararon militantes activos y los doce restantes se declararon así mismos “apolíticos”. Es interesante que todos, salvo dos, por no tener credencial para hacerlo, votarán el primero de julio. Los tres candidatos son conocidos por todos los encuestados, pero más indicativo es que todos menos dos creen en la tesis del arroz cocido, aunque voten en contra están seguros que el ganador será AMLO.

Algunos saben por quien votarán, otros todavía no han decidido. Este fue el resultado: AMLO: 7 votos (35%), Anaya: 5 votos (25%), Meade 4 votos (20%), No saben por quien 4 (20%). Como nadie lo hace, la encuesta no tomó en cuenta al independiente.

Por separado pregunté: (1) Si confían en el árbitro (INE): la respuesta mayoritaria fue que no, existe una gran añoranza del IFE de Woldenberg; (2) Si confían en el juez (TEPJF): No todos sabían que es TEPJF, pero los que saben están aterrados de los antecedentes prevaricadores con el asunto Bronco; (3) Quien es el mejor preparado: Meade; (4) Quien el más popular: AMLO; (5) Quien el más honesto: AMLO; (6) Quien el más inteligente: Anaya; (7) Quien es el más confiable: Meade; (8) Lo más negativo de cada uno de los tres: AMLO: populista, Anaya: sin experiencia, Meade: Peña Nieto; 9) Que identificaran la propuesta preferida de cada candidato: AMLO: perdón a criminales, Anaya: cárcel a corruptos, Meade: No saben; y (10) Si conocen el nombre de quien sería la primera dama: sólo conocen a Juana.

Es probable que la contienda entre tres (AMLO, Anaya y Meade) vaya a reducirse a una elección con ganador cantado desde antes de abrir las casillas electorales a los votantes. No obstante, la distancia que separa al preferido por las masas de sus rezagados perseguidores, podría acortarse de tal manera que el segundo lugar pueda alcanzarlo el mismo día en que se cuenten los votos. Pensar que el tercer lugar alcance y gane parece imposible, así sea la analogía del Hipódromo: “Caballo que alcanza gana”.

Más importante que saber quién ganará la contienda es confiar en las autoridades electorales INE y TEPJF. Porfirio Muñoz Ledo viene advirtiendo, con razón, del enorme riesgo de que las autoridades electorales pierdan el control y dejen de aplicar la ley. En entrevista reciente (EL UNIVERSAL, 16 mayo) advirtió sobre lo dicho por Lorenzo Córdova: “Puede haber elecciones cerradas o puede no haberlas”, que puede interpretarse como que sí puede haber fraude o puede no haber fraude.

La responsabilidad de las autoridades es dar certidumbre y generar confianza ciudadana, no provocar incendios con lo que pueda o no pasar. Lo mejor sería que así como los jueces hablan con sus sentencias, las autoridades electorales hablarán con su silencio, hasta que llegue el momento de declarar al ganador.

Investigador nacional en el SNI.
@ DrMarioMelgarA

Mario Melgar-Adalid es Doctor en Derecho por la UNAM, ha sido Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas y Profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM. Es miembro del SNI Nivel II.
 

COMENTARIOS