Se encuentra usted aquí

Un gobierno de y para las mujeres

05/02/2018
02:15
-A +A

Se aproximan las elecciones y las falsas precampañas están llenas de frivolidades y sin que debatan los problemas reales de nuestro país. Uno de ellos, muy grave y doloroso, es la discriminación histórica hacia las mujeres en todos los ámbitos de la vida pública y privada. Esta discriminación es evidente en lo económico, donde no hemos integrado a todas las mujeres al mercado laboral formal. Muchas mexicanas todavía no disfrutan las mismas oportunidades por el simple hecho de ser mujeres. Muchas otras reciben sueldos menores que los hombres, aun haciendo el mismo trabajo. La mayoría de las madres trabajadoras no encuentra opciones para el cuidado de sus hijos y vive intranquila pensando en su bienestar. Más de un millón y medio de mujeres no cuentan con ningún tipo de pensión.

Vivimos una crisis de violencia contra las mujeres. Los feminicidios han crecido un 90% en sólo dos años y todos los días amanecemos con noticias desgarradoras de nuevos casos, como lo describí la semana pasada. Miles de mexicanas sufren a diario desprecio, maltratos, golpes, insultos y acoso en los hogares, en las calles, en las escuelas y en los lugares de trabajo. En el mundo —pero no en México— han surgido movimientos, como el #MeToo, que tratan de crear conciencia sobre este tipo de problemas. Las mexicanas deberíamos de asumir nuestra responsabilidad al respecto: #NiUnaMás.

Si queremos una verdadera política a favor de las mujeres, no es suficiente con buenas intenciones: tenemos que hacer nuestra parte en el hogar, en el trabajo y en el gobierno. Las mujeres ya estamos en todas partes, contribuyendo con nuestro liderazgo al cambio de mentalidad que necesita nuestro país, y el gobierno no puede seguir fuera de esta tendencia. México está listo para tener, por primera vez en su historia, una mujer presidenta. Y si los mexicanos me dan su apoyo, yo voy a ser la Presidenta que defienda a las mujeres.

En lo económico voy a garantizar que todas las mujeres mayores de 65 años reciban una pensión de por lo menos un salario mínimo para resarcir la discriminación que han enfrentado y asegurar que puedan vivir dignamente. Las mujeres deben ingresar sin tanta dificultad al mercado laboral, por lo que la portabilidad en las guarderías es indispensable para que puedan dejar a sus hijos en el lugar que más les convenga, independientemente de donde trabajen o el sistema de seguridad social al que pertenezcan. Importantes son los incentivos a las empresas que apoyen la equidad de género con guarderías, con mejores permisos de maternidad y paternidad, así como con capacitación continua. También garantizaré becas para todas las mexicanas que quieran estudiar carreras en las áreas de ciencia, tecnología y matemáticas, porque quiero ver a más mujeres de excelencia en estas áreas clave para el futuro. Además hay que acabar con la muy mala costumbre de prestarle poquito a las mujeres (que siempre pagamos) y al mismo tiempo se les niega el acceso a créditos para la mediana y gran empresa.

En seguridad tengo un propósito claro: yo voy a defender a las mujeres, en su casa, en las calles, en las oficinas, en las escuelas, en las redes sociales y en las comunidades indígenas. Combatiremos frontalmente los feminicidios, la trata de personas, la violencia doméstica y el acoso. Crearé fiscalías especializadas e impulsaré una campaña de concientización para que nuestra sociedad recupere el respeto como un valor central.

Mi gobierno marcará un antes y un después en la participación de la mujer en el desarrollo del país. Será una nueva etapa en la que las mujeres en las empresas, en la academia, en la sociedad, en los medios y en el gobierno; romperemos juntas, y de una vez por todas, el famoso “techo de cristal”. Tendré un gabinete con igual número de hombres y mujeres y encabezaré el primer gobierno con verdadera perspectiva de género. Con el apoyo de todos, mexicanos y mexicanas, mostraremos al mundo que sí es posible tener un país justo y próspero en el que hombres y mujeres avancemos juntos por el camino del respeto mutuo y la igualdad en derechos y oportunidades.

Abogada

Abogada, ex diputada y defensora de la equidad de género.

TAGS

 

COMENTARIOS