Se encuentra usted aquí

México 2018: la hora de los ciudadanos

08/01/2018
02:11
-A +A

México vivirá en este 2018 unas elecciones cruciales. Al igual que en otras democracias, el hartazgo de la gente de la política ha alcanzado niveles alarmantes. Y en México hay tres problemas que hacen este hartazgo todavía más profundo: la incertidumbre económica en la que vive la mayoría de las familias, la inseguridad y la violencia, que están peor que nunca, y la corrupción que en este sexenio alcanzó niveles históricos y que la acompaña la tan injusta impunidad.

La política debe partir de la dignidad de la persona humana, es una vocación de servicio que debe hacerse con verdad, ética y principios. Y por eso quiero ser candidata a la Presidencia porque estoy convencida de que puedo darle a México tres cosas: una economía que funcione mejor, que cierre las brechas de desigualdad y que haga que a la gente le alcance el dinero y que pueda trabajar; un gobierno valiente que luche por la seguridad de las familias y un gobierno honesto, que en vez de dar vergüenza, trabaje con transparencia en la construcción del bien común.

Me gustaría decir que veo en mis adversarios políticos la misma buena intención para México, pero tristemente no es así. La verdad siempre sale a la luz, y en estas semanas de falsas y costosas precampañas, pagadas con dinero del pueblo, hemos visto lo que son: un PRI corrupto con un candidato débil, sin ideales ni principios, que tratará de comprar —ahora con permiso de la autoridad electoral— el voto de los pobres con dinero público. Un PRI que para convencer dice que “cuenta con la maquinaria electoral”. Un PAN que se desdibuja y que fue metido a un “Frente” que sólo representa la ambición sin escrúpulos de una persona y que se deciden las cosas en beneficio de un grupito. Y un partido, Morena, encabezado por un demagogo dispuesto a negociar con corruptos y criminales con tal de llegar al poder. A los tres los acaba su pragmatismo. Los tres reciben carretadas de dinero público. Los tres inundan los medios con sus spots. Los tres incapaces de proponer algo responsable y positivo para México.

¿Quiénes pueden cambiar esta situación? Los ciudadanos. Es en ellos y no en ningún político iluminado en quien está la esperanza de cambio para México. He recorrido el país, escuchando a los ciudadanos. Lo he hecho sin recibir financiamiento público y sin tener acceso a spots de radio o de televisión. A pesar de esta desventaja, desde octubre del año pasado casi 900 mil ciudadanos libres me han dado su firma para ser candidata independiente. Y estoy en vías de alcanzar el segundo requisito del INE: que esas firmas representen, al menos, el 1% del Padrón Electoral de 17 estados. Por lo cual seguiré recolectando firmas. Confío en que con el apoyo de los mexicanos lograré llegar a la boleta y ganar la elección presidencial.

En estos días la violencia ha crecido. Lo que hemos visto en días recientes en la CDMX es inaceptable, escuchamos ya asesinatos de precandidatos y alcaldes. La autoridad tiene que garantizar la seguridad de ciudadanos y candidatos.

Por si fuera poco, en un muy mal augurio, el INE y el Tribunal permitieron el uso de tarjetas electrónicas para la campaña electoral. Es la expresión de la compra de votos legalizada sólo que más cómoda porque es ¡con tarjeta! y a cargo del presupuesto. No hace mucho López Obrador reclamó como fraude electoral el uso de tarjetas, pero hoy guarda silencio. Los tres frentes, los tres candidatos guardan silencio. Es el silencio cómplice el que no nos deja crecer, el que nos disminuye la libertad, es el miedo a decir: “está mal”, callar es lo que nos está llenando de cobardía y de complicidad. El silencio de los partidos de ahora y, al mismo tiempo, el ruido de sus spots, de su dinero, de su pragmatismo y de su incongruencia nos obliga a concluir que es la hora de los ciudadanos. Yo sí lo entendí.

POR CIERTO. Trump vuelve a decir que México pagará por el muro y sigue amenazando con descarrilar el TLCAN. Ganando las elecciones, el señor Trump tendrá que aprender a respetar a México como lo hace el pueblo de Estados Unidos a pesar de tanta ofensa dirigida por su presidente.

Abogada

Margarita Zavala
Abogada, ex diputada y defensora de la equidad de género.
 

COMENTARIOS