Se encuentra usted aquí

La Judicatura mexicana unida por la igualdad

Introducir la perspectiva de género, implica una herramienta con la que se pretende detectar y eliminar todas las barreras y obstáculos culturales que discriminan a las personas por condición de sexo o género
17/04/2018
02:13
-A +A

El pasado viernes Guerrero se convirtió en la entidad 32 en suscribir el Convenio de Adhesión al Pacto para Introducir la Perspectiva de Género en los Órganos de Impartición de Justicia. Con esta última adhesión se cumple la meta de integrar absolutamente a toda la judicatura mexicana en un mismo propósito: hacer efectivo el principio de igualdad entre hombres y mujeres y el derecho a la no discriminación.

El Convenio surgió en el seno de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia (AMIJ), la que aglutina, bajo el liderazgo de la Corte, a todos los tribunales del país.

La Corte, consciente de la obligación que el Estado mexicano asumió al ratificar la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW), en el sentido de eliminar las diferencias entre mujeres y hombres en razón de sexo o género, tanto en el acceso a la justicia como en los procesos y las resoluciones judiciales, en 2010, tomó la iniciativa de implementar el “Pacto para Introducir la Perspectiva de Género en los Órganos de Impartición de Justicia en México”, con la pretensión de que los tribunales del país se adhirieran a él.

Una tarea titánica, tanto por la envergadura del proyecto, como por la labor que representó la adhesión de todos los tribunales del país, en la que también se involucraron gobernadores, congresos estatales y demás autoridades locales. Pese a lo complejo que resultó armonizar agendas, la respuesta fue entusiasta y comprometida por parte de los Presidentes de los órganos jurisdiccionales de las Entidades, y en la mayoría de los casos los gobernadores concurrieron a la firma del Pacto en calidad de testigos de honor.

Una estrategia que a partir de 2010 nos llevó a recorrer a lo largo y ancho nuestra República.

El Pacto tiene como propósito fundamental establecer los lineamientos generales para introducir la perspectiva de género en nuestra cotidiana labor de impartir justicia y en el ámbito de las políticas institucionales.

El primer rubro, introducir la perspectiva de género, implica una herramienta con la que se pretende detectar y eliminar todas las barreras y obstáculos culturales que discriminan a las personas por condición de sexo o género; es decir, juzgar considerando la realidad socio-cultural en que se desenvuelve la mujer y que la colocan en una situación de desventaja.

En cuanto a las políticas institucionales, se han adoptado importantes medidas; por ejemplo, podría mencionarse la capacitación, como una vía prioritaria para acceder a través de una óptima formación profesional a más y mejores oportunidades de ascenso; las salas de lactancia para madres trabajadoras, la licencia de paternidad en orden a corresponsabilizar a los padres en la educación de sus hijos y la reciente noticia dada a conocer por el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Corte, de la realización de un concurso para acceder a la categoría de Juez de Distrito, al que se convocará sólo a mujeres.

Como mecanismo para dar seguimiento y evaluación de la aplicación de los referidos lineamientos, el Pacto previó la creación de Comités Estatales de Seguimiento y Evaluación, por lo que también resultó una tarea prioritaria la instalación de estos Comités en cada Estado que suscribía el Pacto, los que en la actualidad se encuentran trabajando activamente.

Con igual propósito se creó el Comité de Seguimiento y Evaluación, integrado por representantes de los tribunales del país; un invaluable espacio abierto a su participación al que imprimimos un enfoque práctico a través de actividades como el análisis de sentencias, que favorece el intercambio de opiniones, experiencias y buenas prácticas que permitan introducir la perspectiva de género en la labor jurisdiccional, a través de un método que permite a las mujeres acceso a la justicia en un equilibrio procesal libre de prejuicios y estereotipos. Esto, con el objeto de aspirar a un México más igualitario y, por tanto, más justo.

 

Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
@ margaritablunar
[email protected]

Nació en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas el 4 de enero de 1956. Es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de México, habiendo cursado la Especialidad en Derecho...
 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN