Se encuentra usted aquí

Los integradores de las Californias

03/07/2018
02:13
-A +A

En honor al General Rodolfo Sánchez Taboada y al Profesor Jesús Ruiz Barraza, defensores de la soberanía de Baja California.

La historia del dominio mexicano sobre la Baja California y el Mar de Cortés no se puede explicar sin la participación de actores que desde la colonia lucharon por el dominio y soberanía de este territorio y las aguas del Golfo.

Fueron muchos quienes hicieron posible la integración de este espacio soberano para la grandeza de México. Durante la Colonia se destacan los jesuitas, quienes por medio de la conquista espiritual establecen la primera columna vertebral para resguardar este codiciado territorio de las garras de filibusteros, piratas y también del expansionismo norteamericano. Establecieron misiones desde Cabo San Lucas hasta Monterrey, Los Ángeles y San Francisco. El padre Eusebio Kino crea estas misiones y, como era geógrafo, demostró que la Península no era una isla, sino que remataba en la desembocadura del Río Colorado, siendo el autor del primer mapa del Golfo de Cortés y de California que llega a manos del Rey de España.

Después vendría la acción pacificadora del padre Fray Junípero Serra, Franciscano mallorquino, quien llega a Veracruz el 7 de diciembre de 1749. En el camino lo muerde una víbora, que le afecta una pierna, y jura que si se cura nunca se subirá a un jumento, y lo cumple. Después de pacificar a las tribus belicosas, estableciendo las misiones en la Sierra Gorda (Querétaro), inicia su largo periplo con su bastón a pie a las Californias, funda nueve misiones en la Alta California. Como son San Diego, San Antonio, Los Ángeles, San Luis Obispo, San Juan Capistrano y otras. Esta será la columna vertebral integradora de este fraile, que logra con paciencia la pacificación e integración de las Californias a la corona española.

En el México independiente, después de haber sido mutilado el territorio por una guerra injusta, los gobiernos de la Reforma inician una acción reivindicadora como fue don Benito Juárez. Más tarde, los gobiernos emanados de la Revolución, el presidente Carranza, preocupado por las presiones de compañías norteamericanas, así como incidentes de naves de guerra inglesas que surcaban el Mar de Cortés, en 1917 envía a un grupo de colonos mexicanos a poblar ese territorio, digna de destacar es la acción política de los presidentes Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Ávila Camacho, Ruiz Cortines. Ejemplar es la acción del general Lázaro Cárdenas, quien designa al general Rodolfo Sánchez Taboada como gobernador de la Baja California; hombre sencillo, pero no ingenuo, defiende la soberanía de la región junto con una pléyade de jóvenes que trascenderán en la política.

Toca su turno al presidente Luis Echeverría, quien con visión de estado siembra el futuro, cuyos frutos hoy cosechamos; decide la integración definitiva, impulsa portentosas obras de infraestructura, como la carretera transpeninsular (1,711 km), transbordadores, canalización del Río Tijuana, transformación de cartolandia, donde viví de niño en una pujante ciudad fronteriza; crea institutos tecnológicos y de ciencias del mar, la Universidad Autónoma de Baja California Sur (26 de diciembre de 1975), proyectos turísticos; resuelve la salinidad del Valle de Mexicali, crea la Normal Rural del Desierto en el paralelo 28 y muchas más.

Al final del régimen, establece la Zona Económica Exclusiva de 200 Millas Náuticas, adicionando el Artículo 27 el 31 de julio de 1976. Trascendental hecho que lograra más que duplicar nuestra soberanía nacional, de una soberanía de 1,964,375 km² a 5,114,295 km². Así queda sellado para siempre como aguas interiores el codiciado Golfo de Baja California. Antes de terminar este régimen el gobierno envía una iniciativa para transformar el territorio de Baja California Sur en estado libre y soberano (8 de octubre de 1974), al mismo tiempo que el territorio de Quintana Roo se transforma en entidad federativa, concluyendo así la construcción del federalismo mexicano.

Director general Centro de Estudios Económicos
y Sociales del Tercer Mundo

Jorge Nuño Jiménez
Director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo
 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN