Se encuentra usted aquí

Génesis de la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados

09/10/2018
04:29
-A +A

El 12 de diciembre de 1974 fue el amanecer para la paz duradera y convivencia armónica entre el concierto de naciones basada en el respeto a soberanías, ideologías y sistemas de gobierno. La Asamblea General de la ONU aprobó en ese año por aplastante mayoría la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, ante la necesidad de establecer bases de cooperación y desarrollo para los países de Asia, África y América Latina, países oprimidos, como súbditos de un sistema económico injusto herencia de la Segunda Guerra Mundial.

Ante el caos monetario comercial y financiero de aquella época turbulenta era urgente modificar las relaciones económicas entre los Estados. Surge así la voz del secretario general de las Naciones Unidas Kurt Waldheim, presentando a la Asamblea General el 20 de agosto de 1973 el proyecto de “Carta” documento para solucionar los desajustes económicos y la carencia de alimentos que afectaban más directamente a países pobres.

Como resultado de lo anterior, la ONU convocó a diversos foros para recoger propuestas y establecer un “Nuevo Orden Internacional”. El primer foro se realizó en Santiago de Chile en 1972 convocado por la III UNCTAD a fin de establecer un orden económico justo, que regulara las relaciones económicas entre todos los estados, basado en principios de equidad, justicia, igualdad soberana, interdependencia, interés común y cooperación. Aquí se aprobaría por primera vez un anteproyecto.

Posteriormente la XXXVII Asamblea de la ONU decidió integrar una comisión de 40 Estados, encargada de elaborar un proyecto de “La carta”. El grupo de países estuvo integrado por Estados representativos de las más diversas tendencias políticas y económicas entre las cuales se encontraba la República Popular China, país que acaba de ingresar al sistema internacional, y que hoy es una potencia que defiende la paz y la cooperación internacional.

La primera reunión del grupo de los 40 se celebró en febrero de 1973 en Ginebra, Suiza, cuyo resultado fue un informe con el esquema básico incorporado al proyecto de la carta. La segunda reunión se celebró también en Ginebra en julio de 1973, recogiendo propuestas diversas.

La tercera y cuarta reunión de “los 40” se celebró en la Ciudad de México en junio de 1974, el resultado fue el proyecto final de la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, que recogía los anhelos de la comunidad internacional para la paz y el desarrollo. Finalmente, el 12 de diciembre de 1974 fue aprobada por la Asamblea General de la ONU, por abrumadora mayoría, este fue el momento culminante para la cooperación internacional y evitar el saqueo de recursos naturales y enormes riquezas minerales que poseían los países que estaban en la antesala de incorporarse al desarrollo. Esta sería la última llamada para la justicia elemental entre las naciones.

Los debates actuales de la 73 Asamblea de la ONU son la última llamada ante esta catástrofe humanitaria de magnitudes insospechadas ante el éxodo, diáspora de países pobres que huyen en busca de polos de prosperidad y cuya respuesta asombrosa es la discriminación inicua y vergonzosa de seres humanos que son tratados peor que animales.

México ha sido un luchador por la paz, la justicia y la seguridad internacional, desde el nacimiento de las Naciones Unidas el 24 de octubre de 1945, cuando se aprobó la “Carta de las Naciones Unidas”.

La Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados sigue vigente y es la base para la cooperación internacional, la justicia y el desarrollo, ante los peligros de confrontación y tambores de guerra del mundo que avanza a paso de cangrejo.
 

Centro de Estudios Económicos
y Sociales del Tercer Mundo AC.

Comentarios