Se encuentra usted aquí

El T-MEC y la cooperación ambiental (II)

24/02/2019
06:12
-A +A

En el artículo anterior se hizo referencia al capítulo ambiental incluido en lo que será el nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá. Ahora, se abarca en la presente colaboración lo relativo a lo que será el nuevo Acuerdo de Cooperación Ambiental (ACA) en sustitución del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte (ACAAN), aún vigente.

El ACA contempla en su preámbulo lo siguiente: reconoce la importancia del crecimiento verde para poder así alcanzar en la región una economía sustentable y competitiva; reconoce la importancia de la participación pública que sea inclusiva y diversa; reafirma el convencimiento de los tres países con respecto a la relevante institucionalidad ambiental que hoy existe en el ACAAN a través de la CCA así como la necesidad de continuar con un marco que pueda ayudar a seguir facilitando la cooperación ambiental trinacional.

El objetivo principal del nuevo ACA es uno: la cooperación ambiental entre los tres países. Esto incluye, entre otros aspectos, la cooperación en relación al cumplimiento y aplicación de las leyes ambientales así como el promover la participación del público en el desarrollo de leyes, regulaciones, procedimientos, políticas y prácticas ambientales. Con respecto a la CCA, esta se mantiene con su misma estructura: un Consejo, un Secretariado y el Comité Consultivo Público Conjunto (CCPC). Dicho Consejo mantendrá sus funciones actuales mas la de promover la visibilidad de la Comisión, algo en lo que ya se ha venido trabajando.

A los cinco años de la entrada en vigor del ACA, este será revisado en cuanto a su debida implementación buscando mejorar su funcionamiento y efectividad. Igualmente, el Consejo podrá instruir al Secretariado para que elabore un informe sobre cuál es el estado del medio ambiente en América del Norte. Con respecto a la estructura y funcionamiento del Secretariado, estas permanecen básicamente iguales a como están establecidas hoy en día en el ACAAN. Por lo que respecta al CCPC, éste pasa de los 15 miembros que tiene hoy a 9 y estos podrán estar en dicho cargo por cuatro años. Este periodo puede ser renovado hasta por cuatro años más, buscando en todo momento que exista representación de los muy diversos sectores de la sociedad. El CCPC deberá contar con un plan anual de actividades y ayudará a promover y mejorar el involucramiento del público en la implementación del ACA.

A diferencia del ACAAN, el ACA comprende un listado exhaustivo de lo que puede ser el Programa de Trabajo de la Comisión tales como son el fortalecimiento de la gobernanza ambiental; el reducir la contaminación y apoyar economías fuertes, de bajas emisiones y resilientes (incluyendo la disminución de la contaminación en el medio marino, proteger la capa de ozono, abordar problemas ambientales transfronterizos, la restauración de suelos, la gestión apropiada de químicos y, la promoción de la eficiencia energética); conservando y protegiendo la biodiversidad y los hábitats; promover la gestión y el uso sustentable de los recursos naturales; apoyar el crecimiento verde y el desarrollo sustentable.

A diferencia del ACAAN, el ACA hace un esbozo de cómo realizar esfuerzos para asegurar la participación pública, buscando que esta se dé en tres etapas: desarrollo, implementación y monitoreo de las actividades y proyectos que se contemplen en el Plan de Trabajo de la Comisión, incluyendo la perspectiva indígena. En adición, cada país podrá solicitar la opinión de su público con respecto al Programa de Trabajo de la Comisión. Algo relevante y novedoso, y que anteriormente y de manera inexplicable no se permitía, es que ahora en el ACA se establece que el Consejo fomentará y facilitará el tener interacción de la Comisión con otros actores a nivel multilateral así como con universidades, ONG´s, sector privado, etc. para cooperar con ellos en aspectos que tengan que ver con el ACA. Finalmente, se establece en el ACA que las Partes contribuirán equitativamente para sostener a la Comisión e incluye por primera vez la posibilidad de complementar su presupuesto con fondos o contribuciones de fuentes externas.

Así las cosas, y ante el fortalecimiento y mayor presencia de los temas ambientales tanto en el T-MEC como en el ACA, se espera que los tres gobiernos tengan la voluntad política suficiente y necesaria para trabajar cada vez más y mejor a favor del medio ambiente y los recursos naturales que compartimos en América del Norte y así se mejore la salud y la calidad de vida de quienes habitamos en dicha región.


 

Presidente, Centro Mexicano de Derecho
Ambiental, A.C. (CEMDA).

Director General del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), www.cemda.org.mx, organización no gubernamental, apolítica y sin fines de lucro que desde hace más de dos décadas trabaja para...

Comentarios