Rarámuris muestran en Oaxaca sus deportes autóctonos

El presidente de la Asociación Estatal de Juegos y Deportes de Chihuahua indicó que las carreras de bola y arihueta forman parte de las tradiciones de los rarámuris
(Foto: Mario Arturo Martínez/El Universal)
05/08/2017
16:11
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

Como lo hacen en las montañas de la Sierra Tarahumara, niños y niñas rarámuris corrieron por el Andador Turístico de la ciudad de Oaxaca, para mostrar dos de sus deportes autóctonos: las carreras de bola y arihueta. 

Frente a los edificios emblemáticos del Centro Histórico, 12 niños con su indumentaria étnica corrieron el juego de bola, elaborada con madera de encino y cuyo deporte es patrimonio de la humanidad.

De igual manera, 12 niñas rarámuris con falda y huaraches, mostraron su destreza al practicar la carrera de arihueta, una práctica deportiva exclusiva de las mujeres de la Sierra Tarahumara.

Para las niñas de 10 y 12 años de edad, haber corrido en la ciudad de Oaxaca fue fácil, algo muy sencillo a comparación de los cinco kilómetros que acostumbran a recorrer por las montañas y ríos de su estado, expresó Briseida Osorio Moreno, quien lleva tres años practicando la arihueta.

Aunque reconoció que prefiere la tierra en lugar de la cantera.

De acuerdo con Ricardo Echeverría, vicepresidente de la Asociación Estatal de Juegos y Deportes de Chihuahua, para los rarámuris el correr de sol a sol es todo para ellos, es una manera de estar bien con Dios, como parte de su cosmovisión. 

Por su parte, Juan Francisco Lara, presidente de dicha organización, narró que las carreras de bola y arihueta datan desde el principio de los rarámuris.

"La investigación que se ha hecho con los más ancianos de las comunidades comentan que Dios mandó a correr bola y arihueta para ver si en el mundo ya estaba la tierra maciza para poder habitarla".

La delegación rarámuri está integrada por 26 participantes, de los cuales 24 son niños y dos profesores bilingües.

SEDE NACIONAL

Con estas carreras y otros juegos como el chilillo y tiro con arco, Chihuahua participa en la edición 20 del Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales que este fin de semana reúne en Oaxaca a 500 participantes de 22 estados del país. 

De los más antiguos son el juego de pelota con sus variantes purépecha, ulama y mixteca oaxaqueña.

Y lo explican todo. Sobre el Ulama que es el único juego en el mundo donde los nativos de Sinaloa lo practican con la cadera, y que rodando ha venido subsistiendo desde La Conquista.

De Michoacán, llegó la Pelota Purépecha, un juego autóctono que data desde hace más de tres mil 500 años de antigüedad.

Y el anfitrión, Oaxaca, da muestra de su Pelota Mixteca, y cuyos vestigios pueden encontrarse en las zonas arqueológicas del Valle Central del estado como Monte Albán, Atzompa, Mitla y Yagul.

Entre otras actividades de ascendencia prehispánica se encuentran la lotería náhuatl de Colima, el cojoyo de palma, de Guanajuato, y los zancos, de Quintana Roo.

Las exhibiciones se desarrollan en la Alameda de León, Plaza de la Danza y en los pasajuegos del Instituto Tecnológico y de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca. El encuentro nacional culminará la noche del sábado.  

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS