Pobladores de Acacoyagua y Escuintla denuncian hostigamiento

Los miembros del FPDS piden al alcalde Matías Salas que asuma la responsabilidad por el respeto a la integridad física y psicológica de la población que está en contra de la actividad minera
05/08/2017
07:08
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
Frontera Comalapa, Chis.
-A +A

Militantes del Frente Popular en Defensa del Soconusco 20 de Junio (FPDS), que durante dos años ha emprendido una lucha pacífica, en demanda de la cancelación 28 permisos para la explotación de minerales en los municipios de Acacoyagua y Escuintla, denunciaron el hostigamiento en su contra.

En un comunicado, los integrantes del FPDS explicaron que entre el lunes 31 de julio y el viernes 4 de agosto, “hemos sufrido dos agresiones por parte de un grupo de personas encabezas por Julio Alfaro, ligado a la minera El Puntal S.A. de C.V., propiedad de la mina de titanio Casas viejas, de la que piden su retiro del área.

El 31 de julio, un grupo de 50 personas, encabezadas por Julio Alfaro, “llegaron a nuestro campamento en el puente del río Jalapa, en el municipio de Acacoyagua para intimidarnos y pedirnos que dejáramos pasar los camiones de la minera El Puntal hacia la mina Casas viejas”.

Pero como los miembros del FPDS, “somos pacíficos”, no cayeron en provocación y esperaron que Julio Alfaro y sus seguidores se retiraran del lugar.

Dicen que los habitantes de Acacoyagua, tienen un acuerdo ejidal “tenemos un acuerdo ejidal en el que prohibimos el paso de máquinas pesadas en los caminos ejidales y otro en el que prohibimos la actividad minera en nuestro territorio”.

Y nadie puede oponerse a estas dos decisiones de la comunidad, ya que “estamos en nuestro derecho cuando tapamos el paso de los camiones de la minera El Puntal en la salida de la comunidad Jalapa, por donde buscan entrar a la mina”.

Otra agresión en contra de miembros del FPDS ocurrió el viernes 4 de agosto, cuando unas 200 personas que se oponen a la actividad minera, acudieron a la presidencia municipal, para entregar un documento al alcalde Patricio Eli Matías Salas, donde denunciaban el hostigamiento que ocurrió el 31 de julio.

Al medio día del viernes, un miembro del FPDS ingresó al edificio, acompañado por un miembro del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa A.C., pero Matías Salas no se encontraba en el lugar, pero el documento lo recibió el asesor jurídico.

En el escrito, los miembros del FPDS piden a Matías Salas que asuma la responsabilidad por el respeto a la integridad física y psicológica de la población que está en contra de la actividad minera, ya que está en riesgo, “por la agresividad de los mineros y la pasividad de las autoridades”, de justicia.

Cuando los ejidatarios, que estaban acompañados por miembros del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa A.C., Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra y la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema), se encontraba en el parque central, arribaron al lugar, un grupo ligado a la minera, para “provocarnos y desligitimar” su labor “en defensa de la vida”.

Los presuntos agresores, buscaron “hacernos caer en la confrontación”, por lo que fue necesaria la presencia de la Policía Municipal, para que cesara el hostigamiento.

El grupo de Julio Alfaro también entregó un documento Matías Salas donde aseguran que la minera El Puntal, opera en la mina Casas viejas, con 28 permisos legales.

Por estos hechos, el FPDS pide que el alcalde los reciba en audiencia y se comprometa a brindar seguridad a los pobladores que están en contra de la actividad minera, porque “nuestra lucha es justa y digna, y no debemos aceptar que nosotros, como muchos defensores en Chiapas, México y el mundo, seamos agredidos por defender la vida”.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS