Despiden a dirigente campesino asesinado en Chiapas

En medio de protestas los integrantes del MOCRI-CNPA-EZ dieron el último adiós a su dirigente Andrés Jimenéz Pablo, asesinado el pasado sábado en Ocozocoautla de Espinosa
14/08/2017
18:48
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gútierrez - Chiapas
-A +A

Los familiares, amigos e integrantes del Movimiento Campesino Regional Independiente, Coordinadora Nacional Plan de Ayala- Emiliano Zapata (MOCRI- CNPA- EZ), en medio de protestas y reclamos de justicia despidieron a su dirigente regional Andrés Jiménez Pablo, asesinado a balazos el pasado sábado en el municipio de Ocozocoautla de Espinosa municipio de Chiapas.

Unos mil 500 integrantes de esa organización salieron a las calles con el cuerpo de la víctima dentro del ataúd a bordo de una carroza, marcharon de la colonia Emiliano Zapata en el norte de Tuxtla Gutiérrez, a la Fiscalía General del Estado (FGJE), en donde gritaron, proclamaron y exigieron al titular Raciel López Salazar, investigue y esclarezca el homicidio o castigue legalmente a o los responsables.

Juan Méndez Hernández integrante de la dirección de MOCRI-CNPA-EZN, dijo: "Jiménez Pablo fue baleado cobardemente” era la única forma que lo podían callar, porque siempre exigió justicia y atención para los pobres" aseguró.  

 “Andrés nunca se vendió con el gobierno ni los caciques, por eso hoy está dando la cara y nosotros exigimos castigo para el matón que enviaron los caciques y algunas autoridades y funcionarios”, sostuvo.

Los restos del extinto fueron trasladados al zócalo afuera de la sede del gobierno estatal, donde luego del mitin los inconformes encabezados por el dirigente local de MOCRI- CNPA-MN, Aristeo Gómez, se dirigieron al panteón municipal para la inhumación.

La Fiscalía General del Estado informó que Andrés Jiménez Pablo fue asesinado de varios balazos cuando se encontraba dentro de un “establecimiento” ubicado en el tramo carretero Tuxtla Gutiérrez- Ocozocoautla de Espinosa.   

Testigos declararon que el finado estaba en un bar con un grupo de personas de su organización, llegó un hombre no identificado y le disparó hasta por más de diez ocasiones. El desconocido huyó en un vehículo color verde con rumbo desconocido y en el sitio quedaron percutidos varios casquillos del calibre 9 mm.

En un comunicado el MOCRI-CNPA-EZ condenó el asesinato “a traición y con alevosía” de su dirigente y responsabilizó del hecho violento a “los caciques regionales Gil y César Orantes , encabezados por el presidente municipal de Ocozocoautla de Espinosa, Francisco Chambé Morales, para quienes exigimos castigo y culpamos a los tres niveles de gobierno de complicidad”, advirtieron.

La Fiscalía de Distrito Centro abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado, mientras que el fiscal estatal, López Salazar, encabezó personalmente en Ocozocoautla de Espinosa las investigaciones preliminares.

Sobre esto, el funcionario indicó que verificó el trabajo de los peritos especializados en criminalística y fiscales del Ministerio Público y afirmó que se realizan las diligencias para recabar los elementos de  prueba y conocer la identidad del o los responsables así como el móvil del homicidio.

A su vez, el Movimiento Campesino Regional Independiente, Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (MOCRI CNPA- MN), condenó el asesinato del líder campesino y exigió al gobierno estatal su esclarecimiento y castigo legal a los responsables.

Sin embargo, Eric Bautista Gómez, vocero estatal de esa organización hizo el deslinde del MOCRI- CNPA-EZ y recordó que la ruptura entre ambos grupos fue en 2008 cuando el extinto Andrés Jiménez Pablo invadió el predio de la actual colonia Emiliano Zapata, donde se declararon “autónomos” al margen de pagos de derechos y servicios básicos, como agua, energía eléctrica y predial.

Aseguró que desde 2008, el gobierno de Juan Sabines Guerrero ( 2006-2012)  MOCRI -CNPA-EZ, mediante el entonces presidente estatal del Partido de la  Revolución Democrática (PRD), Alejandro Gamboa, “coptó la coordinación de la colonia Zapata, realizó la división y hoy permite que tomen tierras y actúen con impunidad”, sostuvo el entrevistado ya que esa organización fue creada por el gobierno como grupo de choque.

Además puntualizó invadir propiedades y tierras ejidales en Tuxtla Gutiérrez y los municipios de Berriozábal, Jiquipilas, San Fernando, Tapipula y Ocozocoautla de Espinosa, donde mataron a Andrés Jiménez Pablo el sábado pasado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS