Mujer duerme tres días con cadáver de su esposo

Ricardo falleció el pasado miércoles en Escobedo, Coahuila. María de 70 años, quien padece de sus facultades mentales, no dio aviso a las autoridades sobre el cuerpo hallado en estado de putrefacción
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
13/08/2017
21:17
Hilda Fernández / Corresponsal
Coahuila
-A +A

María tiene más de 70 años de edad y a pesar de padecer de sus facultades mentales el amor por su esposo Ricardo fue tan grande que no lo abandonó en ningún momento y durmió con su cadáver varios días.

Este hecho, que ha conmovido a la opinión pública, ocurrió en el municipio de Escobedo, en la zona centro del estado de Coahuila. El matrimonio, de avanzada edad, se dedicó toda su vida a la crianza de chivas, pero no tuvieron hijos y cuando ocurrió el deceso la mujer no avisó a las autoridades.

La directora de la Policía Municipal de Escobedo, Mireya Moreno Castro, informó a EL UNIVERSAL que el difunto estaba lleno de larvas y gusanos cuando fue descubierto por la policía y refirió que fue encontrado gracias al reporte de un vecino, de nombre Javier Gómez Bú, quien se preocupó porque ya tenia varios días de no ver a la pareja.

El pasado miércoles, empleados del DIF estuvieron tocando a la casa de la pareja, a quienes les llevaban de comer todos los días, pero no les abrieron, por lo que se reportó el hecho a la Policía Municipal que acudió al domicilio, ubicado a la entrada del pueblo.

Después de mucho insistir, María abrió la puerta desde donde se percibió un fuerte olor que venía del cuarto.

El delegado de la Procuraduría General de Justicia del estado en el área centro, Rigorberto Chaires, dijo que Ricardo tenía 75 años de edad, que su muerte fue natural porque el cuerpo no presentaba signos de violencia y ya se encontraba en estado de putrefacción.

Por lo anterior, María platicó que “el viernes en la noche (4 de agosto) se me puso muy malito, tenía un dolor en el pecho y yo me dormí con él”. Dijo que después él ya no se movió pero ella siguió durmiendo en su cama. Al cuarto día ella se quedo en un sillón desde donde lo veía.

El presidente municipal de Escobedo, José Martínez Arriaga, se hizo cargo de los gastos funerarios y María fue recogida por unos familiares para vivir con ellos en el ejido Santa Gertrudis del municipio de San Buenaventura.

Cabe señalar que el DIF municipal tiene un programa de apoyo para los adultos de la tercera edad en el que incluyen la entrega de alimento. La pareja recibía esta ayuda, sin embargo, debido a las lluvias del pasado lunes y martes no recibieron la comida hasta el miércoles, día en que se llevó a cabo el descubrimiento.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS