Se encuentra usted aquí

Veracruz: periodismo bajo fuego

Durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, 17 periodistas fueron asesinados en territorio veracruzano
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
05/07/2017
10:19
Veracruz
-A +A

En promedio, un periodista veracruzano percibe un salario mensual de 6 mil 127 pesos, por lo que la mayoría de los que ejercen deben laborar en dos o tres empleos para poder solventar sus gastos.

Y el 90 por ciento de los periodistas veracruzanos califica sus condiciones laborales como regulares, medianas hasta malas o precarias, según revela un estudio elaborado por el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), Jorge Morales Vázquez.

De las 107 encuestas de personas trabajadoras de medios de comunicación, quienes laboran en uno de los estados con mayor violencia relacionada con el narcotráfico, sólo 8 por ciento dijo contar con buenas condiciones laborales en materia económica, prestaciones sociales y de estabilidad.

El 33.9% reconoció haber padecido algún castigo, amenaza laboral o despido de alguna empresa periodística y el  66% por ciento dijo que no.

En contra parte, el 68 por ciento de los encuestados tiene estudios de nivel superior y casi el 13 estudios de posgrado; un 16 dijo tener educación media superior y menos del 2%  únicamente educación básica.

Es en este escenario laboral y profesional como se desempeñan decenas de periodistas en Veracruz, estado considerado de los más riesgosos para ejercer la profesión.

Durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, 17 periodistas fueron asesinados en territorio veracruzano:  Pedro Tamayo, Manuel Torres, Anabel Flores, Rubén Esponosa, Juan Mendoza Delgado, Armando Saldaña, Moisés Sánchez, Gregorio Jiménez, Víctor Manuel Baez, Guillermo Luna, Esteban Rodríguez, Gabriel Huge, Regina Martínez, Yolanda Ordaz de la Cruz, Noel López Olguín, Miguel Ángel López Velasco y Misael López Saldaña.

Actualmente un total de 16  comunicadores tienen medidas de seguridad de “alto riesgo” después de haber recibido amenazas, informó la presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), Ana Laura Pérez Mendoza.

Y en lo que va de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares (de diciembre del 2016 a la fecha), el columnista Ricardo Monlui fue asesinado y el Jefe de Información de la Opinión de Poza Rica, Armando Arrieta fue herido gravemente, aunque logró salir del hospital y se encuentra bajo protección en algún lugar del mundo.

 “Lo que nos preocupa en el caso de Armando Arrieta es que antes ya había dos denuncias de amenazas a trabajadores de ese periódico, afortunadamente logró salvar la vida, pero por poco y no lo cuenta”, añadió.

En lo que va del año se han registrado 31 agresiones de distinta índole en contra de periodistas veracruzanos.

De acuerdo a la investigación de las autoridades de la CEAPP, el 23 por ciento de dichas agresiones proviene de particulares y el mismo porcentaje de servidores públicos, otro 4 por ciento de la delincuencia organizada,  y un 50 por ciento se desconoce su procedencia.

La mayoría de comunicadores conoce y utiliza los principales protocolos de seguridad recomendados por organizaciones internacionales, entre ellos hacer coberturas acompañados,  avisar a familiares y al periódico por dónde se moverán, cubrir notas policiacas en grupo, sin embargo la mayoría de ellos lo hace sin el respaldo de sus medios de comunicación, pues carecen de seguro social, seguro de vida, entre otras.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS