SCT se rehúsa a entregar planos para peritaje en Paso Exprés, acusan

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos señaló que "de no entregarse, se hará el señalamiento correspondiente en el dictamen"
Foto: Valente Rosas. EL UNIVERSAL
29/07/2017
03:50
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca
-A +A

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se niega a entregar el proyecto ejecutivo de la primera obra que colapsó en el Paso Exprés, así como el nuevo plan del viaducto en la zona del siniestro, denunció el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos (CICEM), Alejandro Rosas López.

La institución fue requerida por el gobierno de Morelos para realizar peritajes que esclarezcan los motivos que provocaron el socavón que surgió el 12 de julio en el kilómetro 93.8 de la obra, donde cayó un auto y murieron dos personas.

Rosas López señaló que la SCT debe entregar planos, estudios y otra documentación para exponer, de manera técnica, el origen del siniestro carretero. “Le hemos solicitado el proyecto ejecutivo, de ello constan los oficios de recibido. Lo único que hemos obtenido es la promesa de que nos lo harán llegar, pero hasta el momento no lo han cumplido. De no entregarse, se hará el señalamiento correspondiente en el dictamen”, afirmó el presidente del CICEM.

Afirmó que aunque la STC se resista a enviar la información solicitada, una comisión de ingenieros que permanece en el área colapsada levantó información relevante para la elaboración del peritaje.

Dijo que el 3 de agosto entregarán al gobierno estatal las especificaciones técnicas sobre las causas del socavón, y consideró un acierto la decisión de cerrar el tránsito vehicular en la zona cuando se registren lluvias de moderadas a intensas, a fin de evitar cualquier situación de peligro.
 

Zona de riesgo. La madrugada del viernes las casas del Andador Mitre, a un costado del kilómetro 93.8 del Paso Exprés, sufrieron una inundación debido a que el cauce de la barranca Santo Cristo creció por las lluvias que cayeron la noche del jueves y parte del viernes.

El agua superó los dos metros de altura y se filtró a las casas aledañas. Desde el siniestro, la SCT colocó un dique en la barranca para desviar el agua hacia otro canal y reforzó la cañería con tubos galvanizados, pero con ello redujeron el diámetro de la tubería, lo que provocó que el agua de lluvia buscara salidas alternas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS