Rescate de socavón recayó en municipio

Protección Civil tuvo el mando para recuperar cuerpos y auto; Aldesa construye también autopista Siglo XXI al sur del estado
(ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
21/07/2017
03:40
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca.
-A +A

[email protected]

El miércoles 12 de julio, después de las 6:22 horas, los cuerpos de rescate de Cuernavaca y del estado evaluaron el área del socavón del Paso Exprés y confirmaron la permanencia de un auto en el fondo con las llantas hacia arriba.

A partir de ese momento el municipio, a cargo de a Cuauhtémoc Blanco, estuvo a cargo del mando operativo para retirar los cuerpos y el vehículo que se hundió en el kilómetro 93.8, afirmó el titular de Protección Civil en el estado, Francisco Bermúdez Alarcón.

El día del siniestro el alcalde de Cuernavaca vio venir alguna acusación y adelantó: “Lamentablemente toda la bronca me la van a echar a mí, pero les digo que ellos tuvieron la culpa y la constructora porque es quien tiene el proyecto y tiene que (sic) ver dónde están los drenajes, ahora que no me quieran echar la bolita a mí”, dijo Blanco.

Sin embargo, el titular de Protección Civil en Morelos, Francisco Bermúdez, explicó que el proceso que se aplicó en la contingencia del miércoles 12 de julio se basó en la ley del estado, que define que el primer respondiente en una emergencia, contingencia o desastre es la autoridad municipal, por lo que el mando en ese sitio fue establecido por el director de Protección Civil del municipio de Cuernavaca, Fernando Man-
rique Rivas.

Bermúdez Alarcón expuso que las primeras labores de auxilio siguieron el Manual de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas (BREC), que indica las condiciones de seguridad en los incidentes de operaciones.

“Ahí también establece que el comandante del incidente debe recordar siempre que la seguridad del rescatista es un objetivo primario en todas las fases de cada situación táctica.

“Las amenazas que acompañan a una estructura colapsada son parte de las razones por las cuales este tipo de eventos deben ser atendidos por personas calificadas y donde entran en juego los grupos Búsqueda y Rescate Urbano (USAR, por sus siglas en inglés), y en donde siempre debe implementarse el sistema de comando de incidentes”, explicó.

En la bitácora oficial se asienta que “los rescatistas no contaron con las medidas necesarias de seguridad, control de riesgos y maquinaria especializada y [por tanto] se vieron imposibilitados de actuar”.

USAR (Urban Search and Rescue) es definido como un manual que implica la localización, extracción y la estabilización inicial de personal atrapado en espacios cerrados o bajo escombros debido a un colapso estructural de gran escala de inicio súbito como un terremoto, de una manera coordinada y estandarizada. Esto puede ocurrir debido a desastres naturales, derrumbes, accidentes o acciones deliberadas.
Por su parte, el director de Protección Civil en Cuernavaca, Fernando Manrique Rivas, afirmó que la normatividad establece una acción coordinada entre los municipios y el estado, y en este caso ninguno de los dos contaba con maquinaria especializada para realizar el rescate, por lo que pidieron el auxilio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Manrique afirma que el personal de PC estatal no se retiró totalmente, “seguían ahí, pero ya no intervinieron”; sin embargo, en la primera evaluación del terreno bajaron dos rescatistas, uno municipal y otro del estado.

Señaló también que en la primera etapa revisaron el terreno y cuando vieron demasiada tierra, y que no podían sacar el vehículo horizontal, decidieron hacerlo de forma vertical.

Personal de la SCT apoyó con las máquinas para realizar la recuperación de cuerpos y del vehículo, en tanto que la Policía Federal controló el tráfico, detalló Manrique Rivas.

Ayer El Cuau dijo que la situación es aprovechada para distraer la atención, mientras los diputados modifican leyes “a escondidas”.

“Es lamentable lo que pasó, pero me ‘encabrona’ que lucren con esta situación toda la clase política, esto es demasiado, todos hablan del Paso Exprés y es lamentable que todos se quieren agarrar y tapar muchas cosas que pasan en el estado”, indicó.

Aldesa, con otro contrato. Aldesa, el corporativo que construyó los 14.5 kilómetros del Paso Exprés, también tiene participación en los trabajos de la autopista Siglo XXI, en la zona sur del estado, por lo que el gobernador Graco Ramírez afirmó que no inaugurará la obra si la empresa concesionaria incumple con los trabajos comprometidos con los campesinos propietarios de las tierras por donde pasa la vía.

El mandatario informó que remitió un oficio a la empresa (Concesionaria de Autopista de Morelos, SA de CV, compuesta por Pinfra, GBM y Aldesa), para pedirle el cumplimiento de las obras. “Les hemos dicho que no vamos a inaugurar la Siglo XXI si no se cumple con todo esto”. Dijo que así cumple el compromiso que asumió con los comisariados ejidales y presidentes de Bienes Comunales de 36 poblaciones.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS