Familia de mujer española desaparecida clama por ayuda para ubicarla

A Pilar Garrido se la llevaron hombres armados "muy jóvenes", afirma hermana; se tomó la decisión de publicar el caso luego de más 15 días de investigación
La mujer de 34 años viajaba en auto con su esposo y su bebé rumbo a su casa en Ciudad Victoria. De acuerdo con el gobierno de Tamaulipas, su "estatus jurídico es de persona no localizada, dado que no ha habido petición de rescate". (MANUEL BRUQUE. EFE)
19/07/2017
01:21
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A

[email protected]

La familia de Pilar Garrido Santamans, la española de 34 años que se encuentra en calidad de desaparecida desde el 2 de julio en Tamaulipas, sólo tiene un mensaje: “Ayúdanos México”.

Lo anterior lo explica Raquel Garrido, hermana de Pilar y residente en Valencia, en entrevista telefónica con EL UNIVERSAL. “Mis padres y yo vivimos por la noche, siguiendo el horario mexicano a la espera de que haya novedades. Estamos agotados, pero necesitamos ayuda para encontrar a mi hermana”.

Pilar desapareció tras pasar un día de playa en el balneario de La Pesca, en Tamaulipas. Ese día ella llevaba puesto un vestido negro con azul y junto con su marido y su bebé de menos de un año, volvían en auto a su casa de Ciudad Victoria. A causa de unas obras en la carretera, tomaron una vía secundaria a la altura del municipio Soto la Marina.

Aún era temprano, sobre las 6:00 de la tarde, y no pensaron que se expusieran a ningún peligro. Hasta que se percataron de que otro vehículo los seguía. “Cuando mi cuñado vio que a bordo iban tres hombres con una pistola y que los encañonaban, se detuvo para que no provocaran un accidente o hirieran al bebé”, explica Raquel.

Los desconocidos, “hombres muy, muy jóvenes”, obligaron a la pareja a bajar del automóvil para llevárselo. Fue entonces cuando el marido de Pilar, de nacionalidad hispano-mexicana, les pidió que esperaran un momento, porque en el coche el niño estaba atado a la silla de seguridad. “Entonces nos llevamos a la mujer”, asegura Raquel que respondieron los agresores, forzando a Pilar a subir a su vehículo.

La hermana de la desaparecida defiende a su cuñado de cualquier reproche. “Fue una situación muy rápida. Él intentó defenderla, pero lo amenazaron con matarla. Desde entonces se ha volcado: ha llamado a todas las puertas para impulsar la investigación, y ahora está solo con el niño. Lo están pasando muy mal”, cuenta.

La familia Garrido Santamans hace una llamada a la solidaridad de cualquier posible testigo del suceso y pide que se comunique con el teléfono 088 de la policía federal o que los contacte anónimamente a ellos por las redes sociales.

“Sabemos que en México y en Tamaulipas mucha gente ha sufrido por sucesos como estos. Tienen nuestro cariño, y les pedimos que ahora nos echen una mano a nosotros, que tengan piedad de lo que estamos pasando”, expone la hermana de Pilar.

El caso de la mujer valenciana se difundió ayer en España causando una gran conmoción tras la muerte hace seis meses de María Villar, una ejecutiva española raptada y asesinada en la Ciudad de México.

La familia Garrido Santamans tomó la decisión de publicar el caso por consejo de la policía, luego de más de 15 días de investigación.

“La policía mexicana, tanto la federal como la estatal, se están portando muy bien. Sabemos que están haciendo todo lo humanamente posible, y que están colaborando con la policía española y el ministerio de Exteriores. Nadie quiere que se vuelva a repetir lo de María Villar”, dice Raquel.

Luego de tres años de vivir en Ciudad Victoria, Pilar regularizó su situación migratoria y actualmente es residente mexicana. El lunes próximo estaba previsto que tomara un avión a España para pasar dos meses de vacaciones con los abuelos de su hijo. “Esperemos que aún esté a tiempo de subir a ese avión”, desea Raquel.

La familia también asegura que no han recibido ninguna petición de rescate, y que no viajarán a México a menos que haya noticias de su hermana. Por el momento, la policía asegura no tener ningún indicio de Pilar.

De acuerdo con Luis Alberto Rodríguez, vocero de asuntos de Seguridad Pública del gobierno de Tamaulipas, en el caso de Pilar su “estatus jurídico es de persona no localizada, dado que no ha habido petición alguna de rescate ni indicios de que pudiera estar privada de su libertad”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS