Crónica. Niños en Chiapas se hartan de “sillas mordelonas”

Piden apoyo, en video, a Aurelio Nuño y al gobernador; “queremos libros y que no sean ediciones pasadas”, dicen
Alumnos de la escuela primaria Rosario Castellanos Figueroa, ubicada en el cantón Montenegro, reciben clases en galeras improvisadas como salones. Parte de los salones se ha construido con aportaciones de los padres de familia (MARÍA DE JESÚS PETERS)
13/07/2017
04:00
María de Jesús Peters Corresponsal
-A +A

[email protected]

Video

Crónica. Niños en Chiapas se hartan de “sillas mordelonas”

Piden apoyo, en video, a Aurelio Nuño y al gobernador. “Queremos libros y que no sean ediciones pasadas”, dicen

 

Tapachula

Cansados de ser “mordidos” por las sillas en mal estado, de haber sido dotados de libros de texto incompletos y caducos, así como de recibir clases en galeras improvisadas como salones, alumnos de la escuela primaria Rosario Castellanos Figueroa, ubicada en el cantón Montenegro, exigieron —a través de un video que se hizo viral en redes sociales— al secretario de Educación, Aurelio Nuño y al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, que haga caso a sus demandas.

Diego Alberto, alumno de quinto grado, explica que luego de recibir clases en butacas “mordelonas” y de no contar con los libros para realizar sus estudios, les surgió la idea de hacer un video donde se muestra el mal estado en que se encuentra su mobiliario y pidieron atención a sus demandas, porque para el próximo ciclo escolar no quieren padecer la misma situación.

“Ya no queremos que las sillas mordelonas nos sigan lastimando, ni que mis compañeros se caigan de las sillas rotas, queremos que a todos nos den nuestros libros y que no sean ediciones pasadas, no queremos padecer lo mismo el próximo ciclo”, señala,

Gilberto, uno de los alumnos que participó en la grabación, considera que tienen derecho a reclamar a las autoridades que les cumplan con la dotación de nuevos muebles escolares y material didáctico.

“Nos afecta el que no nos den los libros completos porque no podemos hacer la tarea en casa, y en la escuela tenemos que formarnos en grupos para poder estudiar”, asegura Sherlin.

Efraín Aníbal Roblero Hernández, maestro de quinto grado, comenta que la idea es un reclamo de los niños.

“Yo grabé el video con mi celular, pero en ningún momento se manipuló a los alumnos, como lo dijo la supervisora de la zona 057 en su visita, que nos aprovechamos de los estudiantes”. Los niños rechazaron haber sido influenciados por el profesor.

“A nosotros nadie nos manipuló, el maestro y nosotros como alumnos tomamos la idea de hacer ese video, porque le quisimos decir a las autoridades que nos manden nuestros libros que necesitamos para el próximo ciclo escolar, para que vayamos bien en nuestro aprendizaje”, insisten los chicos.

Durante un recorrido por la institución, localizada en la zona norte de Tapachula, se pudo observar que en la mayoría de los salones, los asientos se encuentran maltratados, además de que muchos de los alumnos no cuentan con libros de textos de matemáticas, formación cívica y ética, español, geografía e historia.

Mientras que en una galera construida de palo y láminas, con la cooperación de los padres de familia, se improvisó un aula, la cual presenta filtración de agua cuando llueve, además que se encharca el agua.

De acuerdo con el director, Julio César Alfaro Maldonado, la escuela se conforma de 300 alumnos, de nivel primaria, repartidos en 13 grupos, con una plantilla de 17 maestros, entre ellos de educación física y música.

La escuela, que pertenece a la zona escolar estatal 057, sector 13, fue fundada hace más de 30 años y parte de sus salones se han construido con aportaciones de los padres de familia, así como los pizarrones y foto copias de documentos y material didáctico.

Señala que el mobiliario data de hace más de 15 años, y las sillas las tienen que arreglar con alambres.

En Chiapas, la mayoría de las instituciones educativas de la zona urbana presentan condiciones críticas en su infraestructura, mobiliario y material didáctico, sin embargo, las escuelas rurales se encuentran en peores situaciones, según denuncias del magisterio.

A pesar de las carencias que se presentan en la escuela Rosario Castellanos Figueroa, el director de institución afirma que han ganado los primeros lugares en olimpiadas del conocimiento.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios