Acusan participación de custodios en masacre de penal de Acapulco

Roberto Álvarez Heredia, informó que la FGE ha “judicializado” a los tres custodios que, según el gobernador Héctor Astudillo, fueron los que le facilitaron la salida a 11 reos, quienes organizaron la riña
Enfrentamiento. La madrugada del pasado jueves, reos apoyados por custodios del penal de Acapulco comenzaron una riña con otros presos, lo que derivó en la muerte de 28 internos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/07/2017
01:18
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo
-A +A

La Fiscalía General de Estado (FGE) acusó a los tres custodios del penal de Acapulco por su “coparticipación” en el asesinato de 28 reos durante una supuesta riña la madrugada del pasado jueves.

El vocero del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que la FGE ha “judicializado” a los tres custodios que, según el gobernador Héctor Astudillo Flores, fueron los que le facilitaron la salida a 11 reos, quienes organizaron la riña. Agregó que las autoridades penitenciarias y todos los demás custodios han sido llamados a comparecer y están siendo investigados.

En un comunicado, el funcionario indicó que la investigación de la masacre del pasado jueves en el penal es encabezada por el fiscal general, Xavier Olea Peláez.

Un día después del multihomicidio, el director de penal de Acapulco, Miguel Ángel Gómez Garduño, fue cesado y está en calidad de presentado ante el Ministerio Público.

Sobre el destino de los 28 cuerpos de los reos asesinados, Álvarez Heredia informó que hasta el momento han sido entregados 22 cadáveres y los seis restantes aún no los han reclamado sus familiares.

La madrugada del jueves, una masacre atrajo todas las miradas hacia el penal de Acapulco. Eran casi las cuatro de la mañana cuando reos apoyados por custodios comenzaron una riña con otros presos. El enfrentamiento terminó en una masacre. “Fue toda una carnicería”, como lo definió un funcionario de seguridad estatal.

En tres horas el pleito se armó con palos, piedras, cuchillos y hasta armas de fuego. Fueron tres horas de furia, pero también tres horas de negligencia, de pasividad de las autoridades.

Álvarez Heredia, en todos sus comunicados puso palabras a las condiciones del penal: “El incidente se inició por la pugna permanente entre grupos contrarios”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS