Acusa a cura de pederasta y lo golpea hasta matarlo

Un funcionario municipal junto a su empleado mataron a golpes a Jorge Antonio Díaz, de 69 años, en San Luis Potosí. PGJ afirma que no existía denuncia alguna en contra del sacerdote
08/06/2017
20:20
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
San Luis Potosí, SLP
-A +A

Un sacerdote de 69 años de edad fue asesinato a golpes en la comunidad El Toro, del municipio de Santa María del Río, San Luis Potosí, por dos sujetos, uno de ellos funcionario municipal de aquella demarcación, quien lo acusó de supuestamente incurrir en actos de pederastia.

El hecho ocurrió en la tarde de este miércoles en un domicilio ubicado en la calle Valente Flores, informó el subprocurador de Procedimientos Jurisdiccionales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, Aarón Edmundo Castro Sánchez

El fiscal señaló que agentes de la Policía Ministerial detuvieron en flagrancia a dos personas del sexo masculino, una que desempeña un cargo en la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de Santa María del Río y el otro es empleado de éste, en un negocio particular.

“El occiso presentaba golpes contusos en la cabeza por un objeto contundente, así como otras lesiones en diferentes partes del cuerpo”, dijo.

La Arquidiócesis de San Luis Potosí lamentó el homicidio de Jorge Antonio Díaz Pérez, quien se encontraba inhabilitado en la misión sacerdotal por haber incurrido en actos de indisciplina, como la celebración de sacramentos sacerdotales.

El vicario general de la Arquidiócesis, Gerardo Vaglienty Rivera, informó que este 7 de junio tuvo conocimiento del asesinato del “ex sacerdote” Díaz Pérez, quien el 10 de junio de 2016 tuvo la dispensa de todas las obligaciones del estado clerical.

Dijo que serán las autoridades competentes a las que les corresponda el esclarecimiento de la verdad y la aplicación de la justicia a los responsable del crimen.

El vocero de la Arquidiócesis, Juan Jesús Pliego, señaló que “ni en el Tribunal Eclesiástico ni en la Procuraduría (de Justicia) existió una sola queja por algún delito que Jorge Antonio Díaz Pérez hubiera cometido. No hay ningún antecedente de pederastia”.

Explicó que el ahora fallecido había sido separado de su responsabilidad sacerdotal por cuestiones de indisciplina.

El subprocurador de la Unidad Especializada en Homicidios y Feminicidios, peritos y policías ministeriales acudieron al inmueble en el se cometió el homicidio, que pertenece a uno de los detenidos. “Hasta ahora se desconoce el móvil del crimen”, dijo.

Luego de los señalamientos de los presuntos actos de pederastia del fallecido, el subprocurador destacó que se verificaron los archivos de la PGJ y no existe ninguna denuncia en contra de Díaz Pérez.

El cuerpo del sacerdote inhabilitado fue reclamado por religiosos y una mujer que lo cuidaba.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS