Presa de Oaxaca, a 76% de su capacidad por tormenta Beatriz

Tras dos años y medio de sequía, el jefe del distrito 019 de la Conago expresó que está garantizado el riego para 25 mil hectáreas de maíz, pasto, sorgo y otros cultivos
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
04/06/2017
18:50
Alberto López Morales / Corresponsal
Juchitán, Oax.
-A +A

Tras dos años y medio de sequía, la presaBenito Juárez” de Jalapa del Marqués, alcanzó 76% de su capacidad total luego del paso de la tormenta tropicalBeatriz” en el estado de Oaxaca.

El jefe del distrito de riego 019 de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Arnulfo Ramírez Rojas, informó que con el volumen alcanzado por la presa “está garantizado el riego para 25 mil hectáreas de maíz, pasto, sorgo y otros cultivos en la zona de influencia del distrito 019”.

Tomás Chiñas, dirigente de los campesinos juchitecos, explicó que ahora la presa tiene agua suficiente “para regar los cultivos de maíz y pasto en el ciclo otoño / invierno del 2017 - 2018 para beneficiar a los campesinos de 12 municipios del Istmo de Tehuantepec”.

Los municipios que se encuentran en la zona de influencia del distrito de riego son Tequisistlán, Jalapa del Marqués, Tehuantepec, Mixtequilla, Huilotepec, San Blas Atempa, Comitancillo, El Espinal, Juchitán, Xadani y Unión Hidalgo, confirmó el funcionario de Conagua, Ramírez Rojas.

Tras el paso de “Beatriz “ por tierras oaxaqueñas, la presa “Benito Juárez”, que tenía solo 15% de su capacidad total de 900 millones de metro cúbicos, amaneció este domingo con 76% de su capacidad. “Estamos contentos”, dijo el jefe del distrito de riego 019, Arnulfo Ramírez.

En los últimos dos años y medio, por la falta de lluvias en el Istmo de Tehuantepec, la presa registró su nivel más bajo y las autoridades de Conagua cerraron la cortina en febrero de este año y no en mayo.

Por la prolongada sequía, en marzo de este año los ganaderos reportaron la muerte de casi dos mil vacas lecheras en todo el sur de Oaxaca por la falta de pastizales derivado de la falta de agua en la presa y por la sequía extrema.

“Con las lluvias que dejó Beatriz tendremos humedad en los campos del Istmo para que crezca el pasto en unos 10 días y los campesinos podrán sembrar en este ciclo de primavera/verano donde generalmente sembramos 50 mil hectáreas de maíz”, dijo Tomás Chiñas.

Por su parte, Valentín Toledo, uno de los ganaderos del Istmo, demandó que Conagua no tome como pretexto las lluvias para que no libere los recursos para rehabilitar, equipar y perforar nuevos pozos. “Se requieren en caso de que no llueva por el fenómeno de El Niño”, señaló.

cev

 

Comentarios