Se disculpan en Zacatecas por error ortográfico en onza conmemorativa

La diputada Geovanna Bañuelos de la Torre ofreció una disculpa pública por “el error y horror ortográfico” de la palabra "Livertad" que se colocó en la moneda conmemorativa y aclaró que el error no salió de la Legislatura Local; volverán a fundir 100 onzas
Foto: Especial
09/05/2017
08:12
Irma Mejía / Corresponsal
Zacatecas
-A +A

La diputada petista Geovanna Bañuelos de la Torre ofreció una disculpa pública por “el error y horror ortográfico” que se puso en la moneda conmemorativa del Centenario de la Promulgación de la Constitución de 1917, pero aclaró que dicho yerro no fue responsabilidad de ningún integrante de la Legislatura local, sino del proveedor que ha aceptado que su equipo de trabajo equivocó el broquel, por ello, dijo, se volverán a fundir y acuñar las 100 onzas sin ningún costo adicional.

Lo anterior, se deriva de la denuncia que hace días hizo en tribuna la diputada del PRI, Isadora Santiváñez, quien acusó a su homóloga del PT de ser la responsable de que en las onzas conmemorativas se colocara una falta ortográfica en la palabra “Livertad”, además de asegurar que Bañuelos no había dado a conocer el nombre del proveedor, ni a qué funcionarios se les había entregado las monedas y que los diputados desconocían los informes financieros sobre la aplicación de los cuatro millones de pesos que se destinaron para estos festejos.

 

En entrevista con EL UNIVERSAL, Geovanna Bañuelos, presidenta de la Comisión Especial para realizar estas actividades, asegura que las declaraciones de la legisladora priísta tienen un trasfondo político para desviar la atención que causó en Zacatecas y a nivel nacional la denuncia pública que hizo la ex diputada de Morena, Soledad Luévano, sobre la existencia de “la nómina secreta” durante el sexenio del ex gobernador priista, Miguel Alonso Reyes.

Por tanto, aclara que ella jamás eligió al proveedor ni impuso el diseño final de la onza conmemorativa, “el cuál jamás llevaba ningún error ortográfico”, incluso, refiere que ese proveedor presentó la propuesta más económica y también fue por sugerencia del diputado del PRI, Roy Barragán Ocampo, tras comentar que ya se había trabajado con él en anteriores legislaturas.

Bañuelos puntualiza que se habían presupuestado 260 mil pesos para la adquisición de 200 onzas conmemorativas, pero como se optó por la más propuesta más económica, se invirtieron 105 mil pesos para adquirir las primeras 100 monedas; esto significaría un ahorro total de 50 mil pesos.

 

La legisladora petista precisa que aunque sea la presidenta de la Comisión Especial no se encarga de administrar los recursos para estos festejos, ya que sus integrantes sólo se encargan de llevar el control de cómo aplicar esta partida presupuestal.

Incluso, afirma que los cuatros millones de pesos que fueron aprobados por los disputados se destinarán para una serie de actividades académicas que se realizarán en el transcurso del año, así como para la acondicionar la biblioteca legislativa. Del total de recursos, dijo, hasta el momento se han ejercido 420 mil pesos.

 

Menciona que hace tres semanas la diputada del PRD, María Elena Ortega, fue la primera que se percató de ese error ortográfico y avisó a la Comisión Especial y luego ella notificó a los órganos internos administrativos. Para entonces se habían entregado 51 onzas a los 30 diputados, al gobernador y algunos otros funcionarios y legisladores federales.

De inmediato -relata, se dieron a la tarea de recuperar las monedas para volverlas a fundir y acuñar. Hasta el momento se han recuperado 40 monedas y quienes no han devuelto las monedas son principalmente los diputados locales.

En lo único que coincide Bañuelos con Isadora Santiváñez es que lamentablemente sólo en cuatro de ocho sesiones que ha citado a los integrantes de la Comisión Especial se ha logrado quórum.

 

No obstante, Geovanna Bañuelos asegura que no ha cometido ningún acto de opacidad, ni de corrupción e insiste que el error ortográfico jamás salió de la Legislatura Local, ya que se entregó el diseño correctamente al proveedor y que su gran error fue no revisar las onzas para detectar a tiempo la palabra mal escrita “Livertad”, en la leyenda que debía decir: “IDENTIDAD -LIBERTAD – IGUALDAD - JUSTICIA SOCIAL”, ya que ella se confió porque sólo había visto la moneda muestra que no tenía la falta ortográfica.

 

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS