Se encuentra usted aquí

Piden la cabeza del fiscal veracruzano

Hay consenso para pedir salida del funcionario: diputado; organismo contrató a 127 empleados, pero sólo a 10 policías
Acción. El fiscal Winckler Ortiz se ha confrontado con madres de desaparecidos, periodistas y diputados (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/05/2017
01:55
Edgar Ávila / Corresponsal
Xapala
-A +A

[email protected]

Luego de que el diputado Sergio Rodríguez Cortés, del PRD, anunció que solicitará en el Congreso un punto de acuerdo para destituir al fiscal Jorge Winckler Ortiz, se descubrió que el organismo contrató en cuatro meses a 127 nuevos empleados, entre ellos a un secretario particular con un salario de 40 mil pesos y a otro privado, quien percibirá 34 mil pesos.

El diputado Rodríguez Cortés, del PRD, aliado del PAN, aseguró que hay consenso para exigir la destitución del fiscal, quien se ha peleado y confrontado con legisladores, organizaciones de búsqueda de desaparecidos y con periodistas. “No creo que Jorge Winckler deba impartir la justicia, no lo consideramos como la persona adecuada y lo vamos a llevar al pleno, vamos a revisar nuestras facultades y hasta dónde podemos buscar este relevo”.

El fiscal, amigo íntimo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y muy activo en redes sociales donde promociona constantemente una pizzería, se confrontó con las madres de desaparecidos y con periodistas, pero hace una semana llamó “corruptos” a los diputados locales por no desaforar al edil de Fortín, Armel Cid de León.

Para el legislador, si hay algún diputado que se niegue a la remoción del fiscal es porque “no tiene dignidad. No respetar la decisión y la ruta de la que estoy hablando es no tener dignidad, algún diputado que no estuviera de acuerdo es no tener dignidad, porque simplemente la expresión acabó con todo”. Winckler Ortiz fue designado por el Congreso como fiscal por un periodo de nueve años, el 30 de diciembre de 2016. Su llegada se dio luego que el anterior fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, quien llevaba dos años en el cargo, renunció al cargo en medio de presiones políticas.

Sin embargo, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, el panista Sergio Hernández, negó que exista consenso. Recordó que sólo puede ser removido del cargo por faltas graves a su encargo y calificó como “exagerado” que haya diputados que lo quieran “renunciar”.

Plazas de lujo. Además, se descubrió que en tan sólo cuatro meses, en la fiscalía fueron contratados 127 nuevos empleados, entre ellos un secretario particular con un salario tabulador máximo de 40 mil pesos y un secretario privado con 34 mil pesos. De acuerdo con documentos oficiales del propio organismo autónomo, el salario de los secretarios privados y particular es mayor que, por ejemplo, del jefe del Área de Plataforma México en Materia de Secuestro que percibe 19 mil pesos y de un jefe de la Policía de Investigación, quien obtiene la misma cantidad.

Los documentos de la Dirección General de Administración y de la Subdirección de Recursos Humanos, en poder de EL UNIVERSAL, revelan que dentro de esas contrataciones también se incluyeron a 36 analistas administrativos con un salario de 17 mil pesos. En el periodo de diciembre de 2016 a marzo de 2017, la fiscalía sólo llevó a cabo 10 contrataciones de policías de campo (con salario de 11 mil pesos) y dos de policías de investigación de campo (17 mil pesos mensuales). El organismo tiene 2 mil 984 empleados, mientras que menos de 900 hay en la Policía Ministerial.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS