Exigen justicia por los perredistas asesinados

Alejandra Barrales encabeza marcha; asisten ediles y diputados; Mojica: Astudillo no dimensiona el problema
Los perredistas volvieron a exigir a la Federación la presencia de un comisionado especial. (FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/05/2017
01:59
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo.
-A +A

Perredistas marcharon ayer por la capital para pedir justicia por los cuatro militantes asesinados —un alcalde, un ex edil, un regidor y un dirigente— en el gobierno de Héctor Astudillo, pero también por los ejecutados durante los gobiernos que encabezaron.

Salieron del norte de la ciudad rumbo al zócalo. El contingente fue encabezado por la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, y la secretaria general, Beatriz Mojica, acompañadas por alcaldes, diputados y dirigentes locales.

El propósito central de la marcha fue pedir justicia por el asesinato de los perredistas. En julio del año pasado, al regresar de Michoacán a Pungarabato, el alcalde Ambrosio Soto Duarte fue emboscado por hombres armados. Meses antes denunció que un grupo delictivo lo amenazó por no haber accedido a entregar parte del presupuesto y acusó que recibió un mensaje en el que le advertían del ataque. Este fue el primer crimen de un perredista en el gobierno de Astudillo.

Más homicidios. La violencia en contra de integrantes del sol azteca creció el mes pasado.

El 9 de abril, cuando estaban en un convivio familiar, un comando armado llegó y disparó en contra del ex alcalde de Acapetlahuaya y ex diputado local, Roger Arellano Sotelo, y en contra de su tío, el regidor Octavio Arellano Eloísa.

El 19 de abril, en Chilpancingo, hombres armados esperaron en la esquina de su casa al secretario general del PRD en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez. Le dispararon en 10 ocasiones. El 12 de abril se reportó el secuestro de Catalino Duarte Ortuño, ex diputado federal y ex alcalde de Pungarabato. A casi un mes, nada se sabe de él.

Estos crímenes han desatado una pugna entre el PRD y el gobierno del estado. Ambos se responsabilizan de la descomposición social y de la violencia.

Astudillo declaró desde el inicio de su gobierno que “durante la década que gobernó el PRD se perdió el control de al seguridad”. Los perredistas insisten en que con el regreso del PRI la inseguridad empeoró. El sol azteca exigió a la Federación que envíe un comisionado que se haga cargo de la estrategia de seguridad. La macha de este domingo se anunció en el sepelio de Saldívar Gómez.

Beatriz Mojica dijo que es inaceptable que Astudillo no dimensione el problema de inseguridad que se vive en Guerrero. El PRD volvió a exigir a la Federación la presencia de un comisionado especial.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS