Despiden a bebé asesinado en autopista México-Puebla

El niño, quien murió durante un ataque a su familia, fue despedido de forma muy sencilla en su natal Santa Catarina Villanueva, acompañado por familiares y amigos
04/05/2017
21:28
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla
-A +A

El silencio privó. El llanto y el dolor de toda una familia se guardó para sus adentros. Caminaron por las calles cargando a cuestas el féretro de un inocente que murió a manos de los huachicoleros, bandas que operan sin control en grandes regiones de Puebla.

De forma muy sencilla, acompañados por familiares y amigos, el niño, quien murió durante un ataque a su familia en la autopista México-Puebla, fue despedido en su natal Santa Catarina Villanueva, una comunidad del municipio de Quecholac.

En la calle Jardín de dicha comunidad, los padres del menor le dieron el último adiós al bebé de dos años que recibió un impacto de bala cuando ocho sujetos robaban la camioneta en que viajaban.

En un pequeño ataúd en blanco, fue velado en la humilde vivienda y de ahí a la iglesia del pueblo para que Dios lo despidiera, ello en medio de un dolor inmenso de toda la familia.

No sólo enfrentan la muerte del bebé, sino las secuelas del ataque sexual a la mamá y su hija de 14 años, un hecho que conmocionó a miles de personas por la saña en que se llevó a cabo el hurto.

No hay declaraciones, no hay comentarios, sólo ver el ataúd del niño que murió a manos de huachicoleros, quienes en otro punto del municipio de Quecholac se enfrentaban a militares.

Las primeras investigaciones sobre el móvil por el ataque a una familia en la autopista México-Puebla, es el robo de vehículo.

De acuerdo con algunas fuentes cercanas a la investigación, se trató de un robo de vehículo, ya que cuenta con las características de los autos que los huachicoleros (Chupaductos) utilizan para el robo de combustible (Pick up Ranger 93).

Los testimonios de las víctimas revelan que los agresores eran jóvenes, incluso que podría haber menores y que la muerte del bebé de dos años fue circunstancial.

Los trabajos periciales determinaron que el bebé murió como consecuencia de un disparó a la puerta que tenía como propósito abrirla, se quebró la ventana y lesionó al menor.

La madre y la niña de 14 años, que sufrieron un ataque sexual, sólo lloran por el bebé y guardan silencio, estoicas.

afcl

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS