Pide obispo Arizmendi más dinero a obras públicas que a campañas

El obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas planteó que los transportistas también se organicen para corregir baches y deslaves en las vías de comunicación de Chiapas
14/05/2017
16:44
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
-A +A

Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, pidió que “no se vaya tanto dinero a las campañas políticas, sino que se destine a necesidades básicas”, como las comunicaciones en Chiapas.

En este esfuerzo de infraestructura pública, el religioso planteó que los transportistas también podrían organizarse para algunos arreglos temporales a tantos agujeros y deslaves que hay por todas partes.

“No esperemos pasivamente que todo lo haga el gobierno. La organización comunitaria es básica para el progreso común”, les dijo.

En el documento “Avances y deficiencias en carreteras”, el obispo Arizmendi Esquivel reconoció que aunque deberá estudiarse la posibilidad de construir una nueva carretera hacia la ciudad de Palenque, o ampliar la actual, siempre en acuerdo previo comunitario, Chiapas dispone de carreteras como la súper-carretera de San Cristóbal de las Casas a Tuxtla Gutiérrez, y la ampliación de la carretera de Comitán de Domínguez a San Cristóbal de las Casas,.

Agregó que se tienen nuevas carreteras, incluso pavimentadas, en municipios como Chamula, San Andrés Larráinzar, Oxchuc, Chilón, Las Margaritas y Venustiano Carranza.

Así, en Ocosingo se pavimenta la carretera de la cañada a Taniperla, pero faltan otras cañadas de igual importancia, como también existen “varios tramos carreteros olvidados”.

Entre esos tramos, abundó, están el de San Andrés Larráinzar a Puerto Caté; de Simojovel–Huitiupán-Amatán; de Temó a Bachajón, Chilón, Yajalón, Tila, Sabanilla y Tumbalá; lo mismo que de Madero a Salto de Agua; de Cuxulhá-Altamirano; de Chenalhó a Pantelhó.

El obispo chiapaneco exhortó a las autoridades federales y estatales, que atiendan ésos y otros tramos ya que sino se “puede hacerlos nuevos, al menos que vean cómo disminuir tantos baches y deslaves que hay”.

Es decir, que se realicen esas obras por el bien de la comunidad, “cuyos impuestos administran. Que no se vaya tanto dinero a las campañas políticas sino que se destine a estas necesidades básicas”, aseveró.

Señaló que también se dialogue con las comunidades para eliminar “muchos topes absurdos, innecesarios e inhumanos y regularizar los que sean necesarios”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS