Arrecia “guerra” entre policías comunitarias

Enfrentamientos dejan 3 muertos y 2 heridos; disputan zona con cultivos de opio: gobierno
Después del enfrentamiento entre autodefensas en El Ocotito, de Chilpancingo, llegaron militares, policías federal y ministeriales, quienes cercaron la zona. (ARTURO DE DIOS PALMA. EL UNIVERSAL)
14/05/2017
01:16
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo
-A +A

[email protected]

Tres muertos y dos heridos es el saldo de una serie de enfrentamientos entre los grupos de autodefensa, Unión de los Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) y Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg), en la comunidad El Ocotito, de Chilpancingo.

El segundo comandante del Fusdeg en el municipio de Juan R. Escudero (Tierra Colorada), Esaul Miranda Nava, comentó que como a las cuatro de la mañana, un grupo del frente arribó a El Ocotito, zona controlada por la Upoeg; iban acompañando a familiares de personas que viven en esa comunidad.

Sin embargo, se toparon con gente de la Upoeg y se vino la balacera. El enfrentamiento ocurrió en un tramo de la carretera federal que va de la comunidad El Ocotito a la localidad de Mohoneras. En este hecho murió Cristian Jesús Santiago Navarreta, estudiante de comunicaciones en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y un integrante del Fusdeg. Otro más quedó herido.

A las 10 de mañana, en Tierra Colorada, un grupo del frente atacó a un convoy de la policía ministerial que llegó al lugar después del enfrentamiento. Ahí quedaron heridos el agente Javier Aguilar Martínez y el subcoordinador de esa corporación, Manuel Edel Santiago Cabañas. El primero murió horas después.

Después del enfrentamiento y el ataque, a Tierra Colorada llegaron militares, policías federal y ministeriales, quienes cercaron la zona. Los minutos que vinieron fueron de tensa calma.

Sin embargo, alrededor de las 13:30 horas, cuando un convoy de militares y policías federales custodiaban a una ambulancia que llevaba a un integrante del Fusdeg, herido durante el enfrentamiento de la madrugada, unos 100 integrantes de la Upoeg interceptaron a la caravana y les quitaron al herido.

Cuando el convoy pasaba por un reten de la Upoeg, les hicieron el alto. Minutos después en camionetas de lujo y de redila llegaron más autodefensas quienes rodearon a los militares y de inmediato bajaron al herido y se lo llevaron.

Esto molestó a los integrantes del Fusdeg que esperaban al herido en su base en Tierra Colorada. En respuesta retuvieron a dos mandos de la Policía Federal y a un funcionario estatal. Volvió la tensión.

Los integrantes del frente condicionaron la liberación de los funcionarios hasta que los de la Upoeg dejaran a su compañero.

También exigieron el retiro del Ejército, puesto que dijeron ellos tienen toda la capacidad para defender y proteger a la población de Tierra Colorada.

 

Combates. Desde el año pasado ambos grupos de autodefensas se disputan el control de ese corredor carretero que comienza en la comunidad de Petaquillas, en Chilpancingo, y termina en Tierra Colorada. Esa vía comunica con Acapulco y la Costa chica, además con una parte de la Sierra.

El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva y el gobernador, Héctor Astudillo, coinciden que detrás de esa disputa está el control del trasiego del opio.

 

Amagan a reporteros. A las 19:00 horas de ayer, un grupo de hombres armados interceptó la camioneta donde viajaban cuatro periodistas, que se dirigían a la región de Tierra Caliente, donde esta semana se desató la violencia. Les quitaron sus pertenencias y los golpearon. Además, los amenazaron para que no vuelvan. Los reporteros fueron llevados en una patrulla a la ciudad de Iguala para recibir atencion médica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS