Se desmorona gabinete de “El Bronco”

Era coordinador Ejecutivo de la administración; nunca supimos qué hacía, declara PAN
En 2015, Elizondo Barragán (derecha) fue candidato a la gubernatura de Nuevo León, por Movimiento Ciudadano, pero declinó a favor de El Bronco. (UNIEMILIO VÁSQUEZ. EL UNIVERSAL)
08/04/2017
03:00
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey
-A +A

[email protected]

Fernando Elizondo Barragán presentó su renuncia irrevocable como coordinador Ejecutivo de la Administración Pública de Nuevo León y se convirtió en el funcionario 22 que sale del gabinete de Jaime Rodríguez Calderón, quien asumió la gubernatura el 4 de octubre de 2015.

La tarde del viernes, de manera inesperada Elizondo convocó a una conferencia —en la que estuvo presente el gobernador—, donde leyó una carta y un comunicado para anunciar su separación del cargo.

Adujo “motivos personales” y afirmó que “se han cumplido o están en proceso de cumplirse”, la mayoría de los objetivos planteados el 21 de mayo de 2015, cuando declinó a sus aspiraciones a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, para sumarse al proyecto de Jaime Rodríguez, con quien suscribió la Alianza por la Grandeza de Nuevo León.

En los 18 meses del gobierno encabezado por Jaime Rodríguez, 22 funcionarios de primer y segundo nivel han presentado su renuncia.

De un total de 14 secretarios de primer nivel suman cuatro renuncias, incluida la de Elizondo Barragán. Antes dejaron el cargo el titular del Trabajo, Julio César Castillo (24 de noviembre de 2015); la secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez (el 15 de diciembre de 2016), y el procurador del estado, Roberto Flores Treviño (21 de febrero de 2017).

También han renunciado cinco subsecretarios y 11 directores, entre ellos Miguel B. Treviño de Hoyos, relacionado con Elizondo, dejó la jefatura de la Oficina Ejecutiva del mandatario local, el 19 de febrero de 2016 “por motivos personales”, aunque trascendió que fue acusado de filtrar la información sobre la compra de 200 mil cobijas al triple de su valor, realizada por Benavides Pintos, amigo personal de El Bronco.

Además se fue la presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres y un jefe de la Oficina Ejecutiva.

Bajas sensibles. Entre las bajas más sensibles en el gabinete destaca la de Benavides Pintos y Flores Treviño, primeros en apoyar abiertamente a El Bronco para llegar a la gubernatura por la vía independiente y, que como gobernador, eran sus más cercanos colaboradores.

A ellos se sumaría después Fernando Elizondo, quien en mayo de 2015 renunció a la contienda e hizo oficial su alianza con el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón.

Con Elizondo se sumaron ciudadanos, activistas y empresarios, ellos financiaron el proyecto. Señalaban que el estilo “bronco” de Jaime Rodríguez y la templanza de Elizondo daba la combinación perfecta para lograr un buen gobierno.

En el ejercicio del poder, Elizondo desencantó a muchos de sus seguidores, como a las activistas Liliana Flores Benavides y Cristina Sada, quienes se han convertido en algunas de las más agudas críticas del actual gobierno.

La renuncia de Elizondo Barragán era un tema entre los círculos políticos desde hace un año y en septiembre de 2016, al ser interrogado por EL UNIVERSAL al respecto, expuso: “No hago comentarios sobre política ficción, yo estoy remando, mientras hagamos que este barco salga a flote, y vaya
en la dirección adecuada, yo voy a estar remando”.

Al hacer pública su renuncia, efectiva a partir de este sábado, dijo: “Me mueven razones de carácter personal que me son determinantes: mi familia y asuntos propios que merecen
más atención”.

Agregó que sus principales contribuciones al gobierno “han sido hechas” y que ahora se requieren en las filas ciudadanas, pues “mi lucha por el bien común no termina aquí, el propósito de llegar a un mejor futuro sigue siendo mi motivación”.

Reacciones. Luego del anuncio, Mauro Guerra Villarreal, presidente estatal del PAN —partido al que Elizondo renunció en 2014, después de 20 años de militancia— declaró: “Fernando Elizondo se va y aunque realmente nunca supimos qué hacía, es claro que no hay ni metas cumplidas ni objetivos alcanzados”.

Dijo: “Elizondo no logró estabilizar las finanzas, se retrocedió en seguridad y no se cumplió con evitar el dispendio, ni la corrupción”.

Cuestionó que Elizondo Barragán asegure que uno de los motivos para dejar su cargo, “por el cual recibía 105 mil 480 pesos según la página de transparencia del gobierno estatal, fue que cumplió con los objetivos que se trazó al firmar con El Bronco la Alianza por la Grandeza de Nuevo León, mientras otros estarían en proceso de cumplirse”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS