Se encuentra usted aquí

Pide "coperacha" para ir a Harvard

Un joven lanzó una campaña "Manda a Josué a Harvard" para reunir 75 mil dólares para poder estudiar una maestría en dicha universidad; tiene hasta el 26 de mayo para lograrlo
Foto: tomada vía Facebook (Josue Lavandeira)
26/04/2017
17:18
Isela Hinojoza / Clínica de periodismo
-A +A

Josué Lavandeira es un joven de 31 años originario de Saltillo, Coahuila. Josué tiene la ilusión de estudiar una maestría en Políticas Educativas Internacionales en Harvard; para lograrlo necesita reunir 75 mil dólares para comprobar a dicha Institución que podrá costear sus estudios, pese a que ya fue aceptado.

El joven decidió lanzar una campaña denominada “Manda a Josué a Harvard con la que busca, por todos los medios posibles, reunir la cantidad que le solicitan, ya sea por medio de becas o donaciones.

Perseguir el sueño de estudiar en Harvard no ha sido fácil. Josué ya invirtió una cantidad aproximada de 20 mil pesos entre costos de exámenes, traducción de sus documentos oficiales, entre otros trámites y traslados para lograr que lo seleccionaran. El proceso le tomó alrededor de nueve meses.

En marzo pasado, tras recibir la noticia de que fue seleccionado, también se le notificó que el próximo 26 de mayo es la fecha en la que tiene que comprobar que poseé 75 mil dólares para costear sus estudios correspondientes a un posgrado intensivo de un año.Por el momento sólo ha reunido una cantidad que apenas supera los mil dólares; sin embargo, no se rinde para lograr el monto que le piden comprobar.

Es tan firme su convicción de estudiar en una de las mejores universidades del mundo, que hasta su casa puso en venta.

La búsqueda de posibilidades para llegar a dicha cantidad lo ha llevado a inscribirse en siete becas, como la FIDERH del Banco de México, del Banco Mundial y el Gobierno Japonés, del Gobierno de Coahuila, Conacyt, Fundación México en Harvard, entre otras. Aun espera respuesta.

Educación para mejores ciudadanos

Desde hace cuatro años Josué es docente en la Universidad Autónoma de Coahuila, de donde egresó como ingeniero en Sistemas Computacionales. También colabora en la Universidad Carolina, desde sus inicios.

En entrevista para EL UNIVERSAL, el joven explica que uno de sus principales objetivos es enfocar su profesión a la educación ciudadana, pues está convencido que a la sociedad le hace falta formación de buenos ciudadanos.

El gusto de Josúe por la educación surgió luego de estudiar una maestría en Administración y Liderazgo en el 2008, cuando colaboró en un programa enfocado al desarrollo de liderazgo ético. Fue ahí cuando reconoció la importancia de involucrarse en los sistemas de educación, principalmente de su estado.

“Me di cuenta que estamos muy mal en la educación, sobre todo en la parte de educación ciudadana, porque formamos a buenos profesionistas, pero no a buenos ciudadanos”, señaló.

Josué narra que lo que más disfruta de ser docente es ver reflejado su esfuerzo y conocimientos en el avance de los alumnos, tanto en lo académico, como en lo ético y lo moral. Actualmente imparte las materias de Sistemas Operativos y Administración Organizacional, pero también ha impartido Programación, Ética e Inglés.

Si logra reunir el monto, Josué se ha comprometido con la sociedad en explotar sus conocimientos adquiridos en beneficio del país.

“Mi preparación es una herramienta que podré utilizar en beneficio de nuestra sociedad, para que cada vez haya menos mexicanos como yo, que necesitan buscar oportunidades de desarrollo educativo de primer nivel” destacó.

Entre uno de sus tantos objetivos, está el de crear una fundación que se encargue de reunir fondos y destinarlos en apoyo a la educación de personas con escasos recursos, proyecto en el que ya está trabajando; sin embargo, lo suspendió en su búsqueda de esta nueva preparación académica.

El coahuilense indicó que su sueño es “regresar a seguir trabajando por la educación pública, buscar mayores oportunidades de desarrollo, donde mi trabajo pueda significar una diferencia positiva en nuestro sistema de educación”.

Josué se siente tan comprometido con la educación del país que, a largo plazo, le gustaría llegar a ser secretario de Educación federal.

“Yo no he visto a ningún secretario de este rubro que sea apasionado de la Educación. Y veo que el país necesita a alguien que haya dedicado su vida y trabajo a la educación, para que los acuerdos tomados en este rubro estén bien dirigidos”, enfatizó.

Ayudar a cualquier mexicano

Josué es consciente de que no es el único mexicano que aspira a estudiar en el extranjero, que puede aportar mucho para su país y que no cuenta con los recursos suficientes que Harvard demanda; sin embargo, pide a la gente que le tengan confianza en que trabajará para México, pero que no sólo lo ayuden a él, sino a cualquier mexicano con talento que lo necesite.

Por medio de videos que ha difundido por redes, Josué reconoce que viene de una familia en la cual cada miembro “le ha echado ganas” para salir adelante, por medio de trabajo y esfuerzo.

Es el mediano de tres hermanos, los tres profesionistas. Vive con su madre que es médica, debido a que su padre falleció cuando tan sólo tenía 10 años.

La campaña “Manda a Josué a Harvard” fue abierta por medio de la plataforma GoGetFunding https://gogetfunding.com/manda-a-josue-a-harvard/y su cuenta de Facebook actualmente tiene 855 “Me Gusta”. Ahí indica que las donaciones mayores a mil 500 dólares las retribuirá compartiendo sus conocimientos por medio de una conferencia o capacitación, según se trata de un plantel educativo o empresa.

cev

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS