Familiares de desaparecidos en NL acusan retroceso en investigaciones

Una esposa y una madre de víctimas de desaparición sostuvieron que durante el gobierno de “El Bronco” han comprobado falta de compromiso y sólo actos de simulación, por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado
22/04/2017
13:29
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

En lugar de avances con el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", familiares de desaparecidos que buscan a sus seres queridos, han comprobado un retroceso, falta de compromiso y sólo actos de simulación, por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado, sostuvieron hoy una esposa y una madre de víctimas de desaparición.

Los familiares de desaparecidos encontraron eco a su peregrinar en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHNL) que emitió dos recomendaciones sobre la negligencia e inacción de la PGJENL, para buscar a tres desaparecidos, y por incurrir en prácticas de tortura en otros dos casos.

María Luisa Castellanos López, quien busca desde 2011 a su esposo Nicolás Flores Reséndiz y a su cuñado Reyes Flores Reséndiz, declaró que la Procuraduría de Justicia en el anterior gobierno, dijo estar a favor de las víctimas, pero sólo con palabras, mientras al llegar el nuevo gobierno en octubre de 2015, registraron un retroceso, porque los nuevos funcionarios tuvieron que retomar lo que ya se había visto.

Agregó Castellanos López, nos impacta mucho el cambio de procurador, y también con los cambios en el sistema de justicia penal, pues los agentes del Ministerio Público o los escribientes, argumentan “yo apenas voy llegando, voy a conocer el expediente”.

Y la evidencia de esas fallas está en las recomendaciones de la CEDHNL, emitidas el 18 de abril, por la negligencia para buscar a los hermanos Flores Reséndiz, y de César Guadalupe Carmona Alvarado, hijo de Maricela Alvarado, desaparecido también en 2011.

Comentó la señora Castellanos que cuando se comenta a los funcionarios de la Procuraduría sobre Los tratados internacionales, sobre los protocolos de búsqueda y demás acciones que son necesarias para llevar la investigación, dicen desconocer lo que marca el derecho internacional, o se deslindan echándole la pelotita a la PGR.

A su vez, Emilio Alvarez Icaza, ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien acudió a solidarizarse con las integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, visiblemente conmovido, expresó, “estas mujeres son un ejemplo para Enrique Peña Nieto y Jaime Rodríguez Calderón, y para todos nosotros, por su tesón y por su fuerza”.

Es increíble, agregó, que las victimas tengan más visión de Estado que los gobernantes, es increíble que las victimas apelen a la justicia para que funcione, y es increíble que seis años después de la desaparición de sus familiares sigan buscando con el mismo esfuerzo y el mismo tesón; que con ese dolor y la misma angustia tengan que levantarse todos los días, salir de su casa a exigir justicia y a vivir.

En ese sentido, dijo celebrar las recomendaciones que emitió la CEDHNL, porque ahora hay un documento oficial que valora lo que ellas hicieron para empujar a las autoridades, y ojalá su esfuerzo sirva para que salgan más recomendaciones y más contundentes.

Lamentó sin embargo que “después de tanto tiempo la Procuraduría  de Justicia no tenga la capacidad para buscar, ni para acompañar las víctimas, y que, cuando miles de familias están buscando en Nuevo León a sus seres queridos, todavía no sea una prioridad del gobierno para incluir en su presupuesto recursos suficientes para la búsqueda de desaparecidos.

Afirmó que según pláticas que ha sostenido con los familiares de víctimas de desaparición. “Esfuerzos que se hicieron en el pasado, se demeritaron en esta administración, uno platica con las víctimas y tienen la certeza que hoy se está peor cuando la expectativa era de mejoría, era la esperanza en un aparato de justicia que respondiera a sus reclamos”, para atender una emergencia, que se generó por una situación, no sólo de colusión entre autoridades y criminales, sino hasta de subordinación ante el narcotráfico, ya que muchos policías trabajaban o trabajan para los delincuentes.

“Y por ello la gente tiene desconfianza de denunciar porque no sabe si al que le está hablando es el que realiza los secuestros o desaparece personas”, dijo el también ex ombudsman del Distrito Federal.

Alvarez Icaza expresó que con más de 30 mil desaparecidos, en estados como Nuevo León y Veracruz, entre otros,  “contamos fosas como si contáramos parques”, pero lejos de atender este problema, lastima e indigna que las autoridades actúen con tanta apatía y desinterés, y que por ejemplo a la madre de César Guadalupe, después de tres años en que le decían que estaban investigando, al final se dio cuenta que sólo habían buscado la camioneta en que viajaba. “Para las autoridades de México, la procuración de Justicia no es una prioridad, como sí son sus bonos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS