Asesinan a otro periodista, ahora en Baja California Sur

Max Rodríguez escribía sobre temas de narcotráfico; criticaba a las autoridades por la inseguridad en el estado
Maximino Rodríguez fue rafagueado en el estacionamiento de la plaza comercial City Club, cuando se encontraba con su esposa, Raquel Romo (GLADYS RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL)
15/04/2017
04:20
Gladys Rodríguez Navarro/ corresponsal
La Paz
-A +A

[email protected]

El reportero Maximino Rodríguez Palacios fue asesinado a balazos ayer al mediodía en el estacionamiento de una plaza comercial, donde había acudido a realizar compras en compañía de su esposa.

Rodríguez Palacios, de 72 años, fue vocero del Tribunal Superior de Justicia y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, además, trabajó como corresponsal de El Heraldo y Excélsior. Desde 2014 colaboraba en el Colectivo Pericú, un portal de noticias y denuncias ciudadanas. Escribía la columna Es mi Opinión, donde trataba temas de seguridad y política.

Max Rodríguez es el cuarto periodista asesinado en el país en lo que va del año; el pasado 2 de marzo fue acribillado a balazos Cecilio Pineda Brito, de Guerrero; el 19 de marzo, Ricardo Monlui Cabrera, de Veracruz, y el 23 de marzo, Miroslava Breach Velducea, de Chihuahua.

El pasado 29 de marzo, Armando Arrieta Granados, jefe de información del diario La Opinión de Poza Rica, Veracruz, fue baleado cuando llegaba a su domicilio y aún permanece en el hospital. En 2016, un total de 11 periodistas fueron asesinados, cuatro de ellos entre enero y el 15 de abril, mientras que en 2015 se registraron siete homicidios, dos entre enero y abril.

Reporteaba la violencia. Max Rodríguez fue reportero por al menos 20 años en un canal local, pionero en el desarrollo de la radio y la televisión en el estado.

En 2014, cuando grupos de la delincuencia organizada tomaron las calles de la ciudad, Max Rodríguez comenzó a cubrir estos hechos.

Cotidianamente hacía transmisiones en vivo y en su columna Es mi Opinión cuestionaba la actuación de las autoridades en materia de seguridad y combate al narcotráfico.

Rodríguez Palacios fue rafagueado en el estacionamiento de la plaza comercial City Club, ubicada en la avenida Forjadores, cuando se encontraba con su esposa, Raquel Romo, también periodista.

Según los primeros reportes, mientras ayudaba a bajar a su esposa del vehículo —pues tiene problemas de movilidad—, sujetos armados a bordo de una camioneta blanca le dispararon. Raquel resultó ilesa.

La situación generó pánico entre los clientes que se encontraban en la plaza, una de las más concurridas en esta capital.

El director de Colectivo Pericú, Cuauhtémoc Morgan, dijo estar consternado con lo sucedido y, a nombre del equipo de trabajo señaló, “exigimos a las autoridades su aplicación en la aclaración de éste y muchos otros crímenes que siguen impunes y han dejado a familias destrozadas por el dolor”.

Antes de 2017, en el estado no se habían registrado agresiones a periodistas. Este es el primer caso de un periodista asesinado en estas condiciones y contexto.

A finales de marzo, Julio Omar Gómez, quien publica reportes policiacos y denuncias ciudadanas en su portal 911 Noticias, en Los Cabos, sufrió una agresión armada, en la que falleció su escolta.

Por la noche, la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, lamentó la muerte de un periodista más en México.

"Lamentamos la muerte de un periodista más. Esta vez Max Rodríguez en Baja California Sur", escribió Jacobson en su cuenta de Twitter.

El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza también condenó el asesinato del periodista Max Rodríguez y señaló que estableció comunicación con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el procurador General, Raúl Cervantes, para establecer acciones coordinas en el esclarecimiento del homicidio y pidió activar todos los mecanismos de protección federal a periodistas.

La Asociación de Reporteros Sudcalifornianos A.C. (Arsac) condenó el asesinato y pidió medidas urgentes de protección a periodistas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS