"El Kevin", un sicario que murió sin antecedentes

Autoridades federale lo identifican como presunto sicario de los hijos de El Chapo
En septiembre pasado, 50 hombres armados se enfrentaron con el Ejército para rescatar a El Kevin (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/03/2017
01:31
Fernando Miranda
Con información de Javier Garduño y Javier Cabrera
-A +A

Un estudio de genética forense certificó la identidad del cuerpo de Julio Óscar Ortiz Vega, conocido como El Kevin, localizado el domingo en un estacionamiento en Navolato, Sinaloa.

El Kevin es identificado como presunto sicario de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán y cobró notoriedad en septiembre de 2016, cuando, al ser traslado por miembros del Ejército mexicano, fue rescatado por 50 hombres armados. En el ataque, considerado uno de los mayores del crimen organizado a fuerzas armadas, murieron cinco militares y 10 más resultaron heridos.

Sin antecedentes. Según autoridades, Ortiz Vega tenía 34 años. La identificación física de su cuerpo fue realizada por su padre, José Antonio Ortiz, y por Yesica, su hermana, quienes reconocieron los tatuajes que portaba en los brazos, uno de ellos referente a su hermano “cuate”, que murió poco después de nacer.

El testimonio de sus familiares fue la base para que peritos en estudios de genética forense certificaran la identidad del presunto sicario, al cotejar sus restos con muestras de ADN aportadas por su padre; los resultados validaron el parentesco.

El Kevin nació el 28 de julio de 1983 en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, en el seno del matrimonio formado por José Antonio y Lourdes, donde creció junto con tres hermanos.

José Antonio declaró a autoridades que sólo veía esporádicamente a su hijo. Cuenta que hace tres años Julio Óscar se divorció y que desde entonces cambió de residencia en tres ocasiones en los fraccionamientos Infonavit Barrancos y Villas del Río; por esa razón no se frecuentaban.

De acuerdo con autoridades locales, El Kevin sólo contaba con un antecedente criminal, cuando en 1998 fue afectado por el robo de un celular; no obstante, autoridades federales lo han identificado como parte del grupo de Francisco Zazueta Rosales, alias El Pancho Chimal, identificado como jefe de sicarios de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo de El Chapo.

Grupo de rescate. Al Pancho Chimal se le atribuye la emboscada para rescatar a El Kevin. La madrugada del 30 de septiembre, Julio Óscar resultó herido en una pierna en un enfrentamiento con el Ejército, en la sierra de Badiraguato. Los militares lo asistieron y solicitaron el auxilio de paramédicos para trasladarlo a Culiacán.

El convoy para escoltar el traslado de la ambulancia 067 de la Cruz Roja fue integrado por 17 militares y fue emboscado sobre la carretera México-Nogales, en la entrada norte de la capital del estado.

De acuerdo con el comandante de la Tercera Región Militar, general Alfonso Duarte Múgica, el grupo delictivo que atacó a los militares viajaba a bordo de camionetas de redilas blindadas y contaba con granadas y fusiles calibre 50. La emboscada fue exitosa: El Kevin fue rescatado.

Torturado. El cuerpo de El Kevin fue localizado envuelto en una cobija. Estaba atado de pies y manos y su rostro estaba cubierto con una bolsa de plástico; fue torturado. Según los primeros resultados de la autopsia, el cuerpo presentaba disparos en la cabeza, tórax y abdomen.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa indicaron a EL UNIVERSAL que, por la saña, muy probablemente fue ejecutado por alguna organización criminal que disputa el control de la región al Cártel del Sinaloa, donde era protegido.

El Procurador de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera, informó que El Kevin fue asesinado entre ocho y 10 horas antes, y que en el lugar donde se encontró el cuerpo, a un costado de la carretera a Navolato, no se ubicaron casquillos percutidos.

Copias de la carpeta Cul-1614-2017 fueron remitidas a la PGR, que investiga el rescate de El Kevin y el ataque al convoy que lo escoltaba.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS