Istmo pierde atractivo para parques eólicos, advierten

Inestabilidad social y cobros desproporcionados desalientan inversiones, asegura líder de empresarios del ramo
En el sur de Oaxaca operan 24 parques eólicos en los municipios de Juchitán, Asunción Ixtaltpec, Unión Hidalgo, El Espinal y Santo Domingo Ingenio. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/03/2017
01:21
Alberto López Morales / Corresponsal
Juchitán
-A +A

Por inestabilidad social, incertidumbre jurídica y cobros desproporcionados de los derechos municipales, la región del Istmo de Tehuantepec empieza a perder su atractivo para los desarrolladores de energías renovables, advirtió el presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee), Leopoldo Rodríguez Olivé.

Cuando escalan los problemas, como los cobros desproporcionados por derechos que reclaman las autoridades de los cinco municipios del Istmo donde operan los parques eólicos, entonces se convierten en “fuente de preocupación y de dudas” por parte de los inversionistas, que con el nuevo esquema del mercado eléctrico —a través de subastas— están buscando otras regiones del país que sean más competitivas, añadió Rodríguez Olivé.

En la región sur de Oaxaca operan 24 parques eólicos en los municipios de Juchitán, Asunción Ixtaltpec, Unión Hidalgo, El Espinal y Santo Domingo Ingenio. Con una inversión de 4 mil 500 millones de dólares, la región produce 2 mil 300 megawats de electricidad a través de los vientos en la zona, considerados los mejores del país.

Desde hace tres años, las anteriores autoridades de esos municipios establecieron diversos conceptos de derechos municipales destinados a los desarrolladores eólicos, como el pago en dólares del refrendo del permiso de construcción y verificación de la seguridad en las instalaciones. Los empresarios se ampararon.

Indicó que a pesar de que la región tiene los mejores vientos del país, la innovación tecnológica registrada desde hace siete años ha permitido mejorar las turbinas y ahora pueden producir electricidad en zonas con menor viento.

Rodríguez Olivé destacó que con esos avances las empresas eólicas tienen parques funcionando en 10 entidades y se espera que en tres años sean 17.

Exhortó al gobierno de Oaxaca a que garantice las condiciones de estabilidad social y jurídica en el Istmo para que esa región mantenga su atractivo y nivel de competitividad que buscan los desarrolladores eólicos. Por fortuna, dijo, “con el nuevo gobierno iniciamos un diálogo positivo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS