En huelga de hambre, policías de Nuevo Casas Grandes

Cerca de 150 agentes municipales protestan por llegada de elementos estatales; sin aviso ocuparon instalaciones, vehículos y armería, acusa subdirector
Los policías de Nuevo Casas Grandes dicen que no cuentan con el equipo adecuado para realizar tareas de seguridad porque está en manos de agentes estatales que arribaron al municipio (DIARIO DE CHIHUAHUA)
03/03/2017
01:16
Luis Fierro / Corresponsal
Ciudad Juárez
-A +A

[email protected]

Alrededor de 150 elementos de policía y vialidad del municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, se declararon en huelga de hambre en protesta por la intervención de la Fiscalía General del estado en la zona.

De acuerdo con Miguel Ángel Torres Enriques, subdirector de Seguridad Pública del municipio, la inconformidad radica en que desde el pasado viernes arribaron elementos de la corporación estatal a la demarcación, y sin ningún oficio o documento legal ocuparon las instalaciones, los vehículos y la armería de la corporación municipal.

“Nos informaron, sin previo aviso, que nos subiéramos a un camión para ir a la ciudad de Chihuahua a un curso de capacitación por tres meses, que teníamos una hora para ir a nuestra casa y hacer maletas”, relató el funcionario en entrevista con EL UNIVERSAL.

Explicó que los elementos municipales están en la mejor disposición de atender cualquier curso o certificación que se les solicite, pero consideran que no era necesario que se les citara sin notificarles con anticipación, ni que se les pretenda obligar a dejar a sus familias por tres meses sin darles la oportunidad de preparar el viaje con la antelación necesaria.

El subdirector detalló que los agentes se plantaron afuera de la presidencia municipal de Nuevo Casas Grandes y desde el miércoles por la mañana están en huelga de hambre, hasta que se solucione el conflicto que mantienen con la fiscalía.

“Estamos apoyando en tareas de limpieza de calles y remodelación de parques, porque no queremos estar sin hacer nada, pero no podemos hacer nada que tenga que ver con seguridad pública porque no tenemos ni armas ni patrullas”, dijo.

A nombre de sus compañeros, sentenció que la situación en muy delicada, ya que los agentes estatales que llegaron a ejercer las tareas de patrullaje son pocos y de otras regiones de la entidad. “No conocen la ciudad; la ciudadanía llama para alguna emergencia y tardan mucho en llegar porque no ubican calles ni colonias. Y la zona rural del municipio está en completo abandono, allá no mandaron elementos”, agregó Torres.

En este municipio se cuenta con 87 agentes de la policía y 55 de vialidad, todos se han sumado a la protesta. Sin embargo, el subdirector reveló que ocurre la misma situación en el municipio colindante, Casas Grandes, el cual tiene aún mayor extensión territorial, así como en Ignacio Zargoza, Madera, Temósachi, y Gómez Farías, municipios ubicados en la región noroeste de la entidad.

A finales del mes pasado, la fiscalía retiró a 100 agentes de la Policía Estatal de Juárez, un número igual en Chihuahua capital, y otro tanto de diversas ciudades medianas de la entidad. Según se dio a conocer, el proyecto era enviarlos a distintas zonas que tuvieran problemas de inseguridad. La medida provocó inconformidades por parte de los oficiales, quienes finalmente aceptaron la encomienda, e incluso la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos, dijo que se expone a la ciudad por cuidar regiones menos pobladas. Al respecto, el gobernador Javier Corral señaló que “el crimen organizado ha estado operando en esos lugares sin que los policías municipales puedan hacer un frente efectivo contra los desplazamientos de grupos armados en esa región, por lo que es de suma importancia que el gobierno del estado asuma el control del territorio regional”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS