Solalinde reprocha a Iglesia su silencio en Veracruz

El sacerdote y activista aseguró que algunos obispos recibieron apoyos de los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, a quienes acusó de estar vinculados con la delincuencia organizada
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
22/03/2017
13:04
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

El sacerdote y activista social, Alejandro Solalinde reprochó a la Iglesia Católica y a los Obispos veracruzanos el silencio que guardaron ante las atrocidades que cometían las bandas del narcotráfico y las autoridades de los dos últimos sexenios.

De visita por Veracruz, el líder social denunció que algunos obispos recibieron apoyos de los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, a quienes acusó de estar vinculados con la delincuencia organizada.

"Ante Dios ellos tendrán que decir los favores que recibieron de estos dos sinvergüenzas de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, porque al menos uno de ellos sí recibió favores".

El cura, quien fue de las primeras voces en alertar que Veracruz es una enorme fosas de cadáveres, aseguró que el actual gobernador, el panista Miguel Ángel Yunes Linares carece de voluntad para atender el grave problema de los desaparecidos y como muestra fue la colocación como fiscal General del Estado de Jorge Winckler un hombre sin “sensibilidad”

Solalinde dijo que pese al número de fosas encontradas en el estado, aún falta por descubrir lo peor, pues hay más cementerios ilegales, más grandes, en municipios como Coatzacoalcos, Córdoba, Tierra Blanca, entre otras.

En entrevista desde la Facultad de Humanidades de la Universidad Veracruzana (UV), señaló que Veracruz es la fosa más grande de México como consecuencia de los cárteles del narcotráfico en complicidad con autoridades gubernamentales.

"Eso que se ha encontrado es nada, falta lo más grande que es Coatzacoalcos, Acayucan, Tierra Blanca, Orizaba y Córdoba. Hay cuevas y son de las últimas que conservaban los cuerpos".

Abundó que en el estado las desapariciones y ejecuciones no sólo afectan a los delincuentes, pues dijo que hay personas que siendo inocentes han sido asesinadas.

Alejandro Solalinde agregó que a esto se suma que en la entidad se registren los mayores casos de reclutamiento de sicarios, pero también de trata de personas.

Incluso, dejó entrever que si los ciudadanos se ven afectados por estos delitos, aún más son afectados los migrantes, que a su paso por Veracruz son víctimas de infinidad de delitos y que ninguno de sus familiares los está buscando.

En ese sentido, destacó que hay informes que en cuevas fuieron ocultados decenas de cuerpos, sobre todo de migrantes, que son presa fácil de las bandas de criminales.

"Esto no se trata de una guerra entre carteles, sino de personas normales, de migrantes mayormente".

Sobre el actuar del Gobierno actual en el estado, el activista dijo no está seguro de si hay un compromiso real con las víctimas pues acusó que el fiscal general Jorge Winckler fue nombrado por "amiguismo" con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

"No sé si este Gobernador tenga la voluntad de hacerlo (hallar fosas), porque no sé qué tanto está comprometido con las víctimas porque nombró a Jorge Winckler, que no tiene el perfil o sensibilidad para acompañar a las víctimas".

Acusó que hay mandos de la Policía Federal involucrados con los secuestradores y desaparecidos en Veracruz, como en el caso de Luis Reyes Barraza, a quien acusó de ser parte de esta red.

"Tienen que intervenir equipos internacionales como el Equipo de Investigaciones de Argentina para llegar a la justicia a todos los implicados en esto. Estoy convocando el 10 en la Ciudad de México para que acudan todas las víctimas".

Señaló que tanto el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez; como los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, deben ser vinculados por crímenes de lesa humanidad y para lo cual se debe acudir a instancias internacionales.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS