“Toneladas de alimentos se pudren en Diconsa”

Denuncia ex empleado que hay una “mafia” al interior del organismo; es normal que parte del producto se eche a perder: delegado de organismo
Mafia. Según el ex trabajador, “cuando llega gente de oficinas centrales de Diconsa tapan los tiraderos” (SILVIA HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
02/03/2017
01:21
Silvia Hernández / Corresponsal
Chetumal.—
-A +A

En el patio de las instalaciones de Diconsa se pudren toneladas de alimentos como harina, avena, aceite, frijol, cereal y galletas, denunció Julio de Jesús Almeida López, miembro del Consejo de Abasto Rural, organismo que presta servicios a la paraestatal.

Sin motivo aparente, a Julio de Jesús le fue negado el acceso a las instalaciones de Diconsa, donde trabajaba como estibador.

“Creo que estamos siendo víctimas de represalias por el plantón del 15 de julio de 2016, cuando denunciamos irregularidades. Hay otro compañero al que también suspendieron, pero lo más grave es la cantidad de mercancía pudriéndose, es una lástima y no lo envían a las tiendas porque supuestamente están caducas y además contaminan y provocan ratas”, afirmó.

Afirmó que es recurrente que caduquen estos alimentos y cuando viene gente de oficinas centrales de Diconsa “tapan estos tiraderos”.

Dijo que hay una “mafia” al interior del organismo y en la que participan gente del consejo comunitario, jefes de Diconsa y allegados.

“Están responsabilizando al jefe del almacén de un faltante de 600 mil pesos, cuando las irregularidades las han cometido ellos”, acusó.

Delegado acusa desfalco. El delegado de Diconsa en Quintana Roo, Mario Castro Basto, aseguró que se manejan 48 mil toneladas anuales de mercancía y mil 750 toneladas al mes en el almacén de Chetumal.

“Es normal que parte del producto se eche a perder; tenemos las actas de los paquetes de Minsa (harina de maíz) que tienen gorgojo, por eso se sacan y así evitamos contaminar las miles de toneladas de este producto; hay actas de destrucción de material no apto para el consumo humano”, indicó.

Señaló que en el inventario de diciembre de 2016 detectaron un faltante por 627 mil pesos en las bodegas, pero tras realizar una serie de aclaraciones con los responsables del almacén de Chetumal la cantidad quedó en 477 mil 664 pesos.

“Diconsa SA de CV realiza un inventario anual a fondo para ver cómo estamos en los almacenes, que en el caso de Quintana Roo son tres, y es en este proceso que se detecta en Chetumal un faltante de 627 mil pesos, una cantidad muy importante; el gobierno federal tiene un procedimiento para aclarar este asunto y darle tiempo al jefe y subjefe del almacén y después seguir con ese proceso”, explicó, y agregó que el proceso continúa para des-
lindar responsabilidades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS