Salen de San Juan del Río las calderas gigantes

Reducen la circulación de la autopista México – Querétaro para facilitar el paso de los tanques que miden 11 metros de ancho; van hacia la refinería de Tula, Hidalgo
Foto: Especial
19/03/2017
10:04
Martha Romero
-A +A

Poco después de las 00:30 horas de este domingo salió de la cabecera municipal de San Juan del Río, Querétaro la última de las  cuatro calderas gigantes, las cuales tomaron su camino hacia la refinería de Tula, Hidalgo.
 
Debido al exceso de dimensiones de las calderas, la Policía Federal apoyó reduciendo la circulación de los carriles de la autopista México – Querétaro, en los tramos comprendidos entre el kilómetro 158 y 148 con dirección a la capital del país, desde las 22 horas de ayer sábado hasta las 6 de la mañana de hoy domingo.

 

Los tambores de coque como también se les conoce, partieron de la Avenida Panamericana en el municipio de San Juan del Río hacia la autopista México – Querétaro, a la que se incorporaron desde el kilómetro 158.
 
Cada una de las cuatro calderas tardó en incorporarse a la autopista un periodo de aproximadamente una hora, tiempo que permitió a la empresa encargada del convoy hacer las maniobras necesarias para frenar la circulación e incorporarse a la carretera.
 

Con anterioridad la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que las cuatro calderas gigantes se dirigen desde el Puerto de Altamira, Tamaulipas hasta la refinería de Tula, Hidalgo, la cual se encuentra en proceso de implementación de calderas y torres fraccionadoras de tecnología española para su operación.

 

Por sus grandes dimensiones ha sido necesario transportarlas vía terrestre con extremo cuidado a través de diversos estados de la República, con una velocidad promedio de cuatro kilómetros por hora.

 

Al convoy lo acompaña brigadas de avanzada que se encargan de desmontar postes, cableado, semáforos, entre otros objetos que pudieran afectar el paso de estos tanques.
 

A Querétaro llegaron el dos de marzo y se mantuvieron paradas en la comunidad de El Pintillo, en la ciudad de Querétaro, debido a que no contaban con permisos especiales para circular por carreteras estatales.

 

El pasado siete de marzo, la empresa Pesado Transport, recibió el permiso por parte de las autoridades del gobierno estado - tras haberse presentado una fianza que permitió asegurar la reparación de eventuales daños que podrían sufrir las vialidades- para continuar con el traslado de cuatro mega calderas que tienen un peso de 565 toneladas cada una.

 

El convoy, por esta entidad, transitó por la periferia de los municipios de Querétaro, El Marqués, Colón, Tequisquiapan y San Juan del Río, ocupando en su trayecto las carreteras 500, 200, 100 y 120.

 

A lo largo de estos trayectos fue necesario el desmonte de 10 puentes peatonales, los cuales se encuentran en periodo de reconstrucción.

 

Las cuatro calderas gigantes que cruzaron por Querétaro forman parte de un total de seis tanques y dos torres fraccionadoras que en total tendrán que transportarse a la refinería de Tula.

 

Las restantes dos calderas y las dos torres fraccionadoras todavía no pasan por Querétaro.

 

Cada pieza mide más de 83 metros de largo (incluyendo la flecha), 11 metros de ancho y 13 metros de altura. Además el peso de cada tanque es de aproximadamente 700 toneladas y las torres fraccionadoras de 153 toneladas con sus aditamentos.

 

cfe

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS