Otorgan 75 mdp para restaurar la Catedral de Cuernavaca

Recursos para rescatar uno de los recintos religiosos más antiguos de México fueron gestionados por diputado del PRI
El diputado priísta Matías Nazario (segundo de izq. a der.) y el obispo Ramón Castro (tercero), anunciaron el plan de remodelación con recursos federales (TONY RIVERA. EL UNIVERSAL)
27/02/2017
01:03
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca
-A +A

El diputado federal del PRI, Matías Nazario, logró etiquetar 75 millones de pesos para la restauración de la Catedral de Cuernavaca, los cuales serán administrados directamente por el ayuntamiento que preside Cuauhtémoc Blanco.

El legislador dijo que desde 1957 el edificio histórico del siglo XVI no había sido intervenido a profundidad.

El obispo Ramón Castro Castro solicitó el apoyo del legislador federal quien, con el respaldo del coordinador parlamentario César Camacho Quiroz, logró la asignación de los recursos para ejecutar el “Proyecto Rescate, Mantenimiento y Restauración Integral del Conjunto Catedral de Cuernavaca”, proveniente del ramo 11 del Programa Federal de Aportaciones.

Luego de la homilía, el obispo Castro Castro celebró la inversión lograda desde la Cámara de Diputados y precisó que las gestiones para lograr recursos por parte del gobierno eclesiástico de Cuernavaca resultaron infructuosas a lo largo de 60 años, pues desde la restauración que en 1957 efectúo el entonces Departamento de Monumentos Coloniales, no se había alcanzado una intervención para conservar este monumento, patrimonio histórico de la humanidad, ubicado en Cuernavaca.

La Catedral de Cuernavaca es un edificio del siglo XVI, lo que la convierte en una de las catedrales más antiguas del país. Originalmente fue erigida como convento de la Asunción, la quinta fundación franciscana en México. Se estableció en 1525 por los 12 primeros frailes franciscanos que llegaron al país, con la ayuda de un nuevo grupo recién llegado de España.

El estado de conservación actual del inmueble fue catalogado como grave, ya que la cubierta no cumple con la función de proteger al interior ocasionando filtraciones y humedad excesiva, condiciones que han deteriorado la pintura mural con gran valor histórico y patrimonial.

La pintura mural de la parte interior de la bóveda del templo de Nuestra Señora de la Asunción de María, con una superficie de 1700 metros cuadrados, presenta manchas amarillas de humedad, manchas blancas por presencia de sales, grietas y fisuras. Éstos deterioros invaden ya el 70% de la superficie.

Si no se atienden y frenan las causas del daño, en un periodo muy corto de 2 a 5 años, se estarían perdiendo el 50% de las pinturas murales ubicadas al interior del templo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS