Estalla huelga sindicato del Seguro Popular

Es la primera protesta de una institución pública de salud, dice líder; contrato colectivo, bases definitivas y uniformes, entre demandas
Al menos 350 integrantes del Sindicato de Trabajadores Independientes y Profesionales de la Salud colocaron banderas rojinegras en oficinas del Seguro Popular (ISMAEL GARCÍA. EL UNIVERSAL)
27/02/2017
00:59
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

[email protected]

La primera huelga en el sector salud del país estalló ayer en esta entidad, luego de que el Sindicato de Trabajadores Independientes y Profesionales de la Salud (Sityps) colocó las banderas rojinegras en oficinas principales del Seguro Popular en la capital y en al menos 41 módulos del interior del estado.

A las 12:27 horas unos 350 integrantes del gremio decretaron el inicio de su derecho laboral, avalado por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, al no presentarse ninguna autoridad a las cuatro pláticas conciliatorias.

Es la primera ocasión en la historia del país, y en la entidad, en que estalla una huelga en una institución pública del ramo sanitario, en este caso en el Régimen Estatal de Protección Social en Salud, conocido como Seguro Popular, aseguró el dirigente sindical Ulises Cortés Maldonado.

Explicó que los días 9, 10 y 15 de enero, así como 21 de febrero se programaron las audiencias ante la junta; no obstante, ningún representante del sector salud del gobierno de Oaxaca acudió, por lo que el organismo laboral avaló en la audiencia del día 23 iniciar la huelga.

Detalló que la demanda principal es la firma de un contrato colectivo de trabajo, “pues los 350 afiliados laboran en condiciones ínfimas y sin ninguna garantía constitucional”.

Informó en entrevista que le dieron 30 días de plazo al director general del Régimen Estatal de Protección Social en Salud; sin embargo, ni él ni los abogados o algún representante acudió a las reuniones programadas.

“No se sentaron a ninguna mesa; la junta de conciliación los mandó a llamar pero no se presentaron, ni siquiera conocemos al director del Régimen Estatal; no podemos especular por qué no acudieron pero cubrimos los requisitos formales”, dijo.

Otras demandas son el otorgamiento de bases laborales definitivas, salario de acuerdo con el tabulador, seguridad social, dotación de uniformes dos veces por año y derecho a jubilaciones y pensiones, así como jornada laboral de 40 horas semanales.

Larga lucha. El Sindicato de Trabajadores y Profesionales de la Salud es una escisión de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, principal gremio que aglutina a cerca de 12 mil empleados, entre médicos, enfermeras y personal administrativo.

Este sindicato obtuvo su toma de nota desde el 5 de julio de 2013 con número de registro 626 ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, por lo que reúne todas las condiciones jurídicas para iniciar su huelga.

De acuerdo con el expediente 127/2017 de ese órgano, el pasado 23 de febrero se decretó el estallamiento de huelga, el cual inició este domingo en las oficinas centrales de la dependencia, ubicadas en el 1007 de la calle Violetas, en la colonia Reforma de la capital oaxaqueña, pero también se realizó en diversos módulos en el interior del estado.

Por ejemplo, en el Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso y el Hospital de la Niñez Oaxaqueña Dr. Guillermo Zárate Mijangos; en el caso de los hospitales y centros de salud, se precisó que no se afectarán las labores cotidianas de los servicios médicos.

Se pararon labores también en municipios como San Agustín Loxicha, Villa Sola de Vega, San Juan Bautista Cuicatlán, San Miguel Soyaltepec y Tamazulápam del Espíritu Santo, por mencionar algunos, además de dos almacenes en la región Valles Centrales.

“La suspensión o diferimiento de las pláticas será a petición del sindicato, y éste precisamente ejerce su derecho a que no se cite a más pláticas teniendo en cuenta que los trabajadores tienen que preparar sus elementos humanos y materiales para iniciar su movimiento de huelga”, precisó por escrito la junta.

Respaldo violento. El Sityps se ha apoyado en una organización que se ha caracterizado por su violencia en sus movilizaciones: el Frente Popular Revolucionario (FPR), que luego de su escisión, conformó otro gremio denominado Frente Popular 14 de Junio, con el cual continuaron las movilizaciones.

Apenas el año pasado y parte de éste, los miembros de ese sindicato mantuvieron cerradas por varias semanas diversas oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca: marcharon, quemaron llantas y monigotes; además, cerraron algunas calles, entre otras acciones.

Al cierre de la edición, el director del Seguro Popular, Antonio Tovar González, no había emitido posicionamiento alguno sobre este caso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS