La vida después del ataque al Blue Parrot

La joven chihuahuense fue una de las 15 personas heridas y es la única que continúa en el hospital
Isabel Ramos, víctima de la balacera ocurrida la madrugada del pasado 16 de enero en el bar Blue Parrot. (CORTESÍA)
25/02/2017
01:39
Isela Hinojoza / Clínica de periodismo
-A +A

Isabel Ramos, de 26 años, es originaria de Chihuahua y fue una de las víctimas de la balacera ocurrida la madrugada del pasado 16 de enero en el bar Blue Parrot, ubicado en Playa del Carmen; en el lugar se festejaba la clausura del festival de música electrónica “BPM”, que dejó un saldo de seis muertos y 15 heridos. A diferencia de los otros heridos, Isabel es la única que sigue en el hospital, a causa de complicaciones de salud que enfrentó tras su segunda intervención quirúrgica en el Hospital General de Playa del Carmen.

Para recaudar fondos, y que Isabel siga teniendo lo indispensable en su recuperación, el próximo 28 de febrero sus amigos y familiares venderán hamburguesas en la ciudad de Chihuahua. Diana Maldonado, su amiga, afirma que Isabel no ha tenido el respaldo que le prometió el gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, quien la visitó en el hospital, en compañía de la presidenta municipal de Playa del Carmen, Cristina Torres.

En entrevista para EL UNIVERSAL, Diana explicó que la chihuahuense no ha tenido las atenciones por parte del gobierno del estado, pese a que le prometieron que se harían cargo de todos los gastos de su recuperación.

“A nosotros nunca nos hablaron, ni estuvieron al pendiente para saber como estaba; por tanto, los gastos que ha tenido nosotros los hemos pagando y parte de la ayuda que ellos prometieron nunca se nos dio”, puntualizó.

Por ello, por medio de la venta de hamburguesas buscan recaudar los fondos para seguir apoyando a Isabel, quien ahora se encuentra internada en el Hospital General de Alta Especialidad de Mérida. Con lo recaudado se le brindará el medicamento que necesita y se apoyará con los traslados y alimentos que requieren las personas que la acompañan, y que en ocasiones duermen en las bancas del hospital.

La venta tendrá lugar en la calle Jiménez, #133, en la colonia Centro de la ciudad de Chihuahua, Chihuahua. Las hamburguesas tendrán un costo de $50 pesos e incluirá un refresco.

 

¿Por qué Isabel sigue en el hospital?

La joven sufrió cinco impactos de bala en el asalto del Blue Parrot, de inmediato fue trasladada al Hospital General de Playa del Carmen, donde tras una operación en el abdomen se recuperaba favorablemente.

El pasado 26 de enero, fue intervenida por segunda ocasión con el fin de extraerle una bala de la pierna derecha; sin embargo, tras la operación su estado de salud empeoró a causa de que presuntamente los médicos le rompieron una arteria que le ocasionó una fuerte hemorragia y la bala no fue extraída.

Diana Maldonado, quien ha estado con Isabel durante todo su proceso clínico, indicó que tras la segunda operación Isabel empeoró e inclusive presentaba crisis de tipo epilépticas. Debido a las

queja de sus familiares, en el hospital decidieron trasladarla a otra unidad médica; consideran que fue para deslindarse de responsabilidades.

“Al ver las radiografías nos preguntamos ¿cuál fue el motivo por el que se desangró en el quirófano, si la bala aun la tiene en la pierna”, señaló Diana.

Por ello, sus allegados analizan levantar una demanda contra el Hospital General de Playa del Carmen por presunta negligencia médica, debido a que no les explicaron cual fue el motivo de la hemorragia.

“Después de la cirugía los doctores no quisieron hablar con nosotros, se negaron a darnos información, expedientes, todo lo que les pedimos”, destacó Diana. Posteriormente fue trasladada a Mérida “con un diagnóstico de que ya no se podía hacer nada por ella”, explicó.

El objetivo de la demanda sería que el Hospital General de Playa del Carmen se haga cargo de los gastos que requiera Isabel para su rehabilitación, por el deterioro de salud que enfrentó tras la segunda intervención quirúrgica. Por el momento, se analiza con un abogado cómo sería llevado el proceso.

Desde hace 15 días Isabel se encuentra internada en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Mérida, dónde ya presenta mejoría. Le han controlado las convulciones, no está sedada y se encuentra consciente. El próximo logro será que deje de depender de un nebulizador que le proporciona oxígeno.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS