Critican retiro de protección transgénero

Activistas dicen que echar atrás ley que les da derecho a usar el baño que deseen representa un retroceso; administración defiende la decisión
24/02/2017
02:21
Agencias
Washington.—
-A +A

Activistas, padres y estudiantes transgénero prometieron ayer resistir la “peligrosa” marcha atrás del gobierno de Donald Trump al derecho a usar el baño que deseen, y alertaron que expone a niños y adolescentes a la violencia.

La decisión de la Casa Blanca de permitir a los estados y distritos escolares que decidan ellos mismos si los estudiantes pueden acceder al baño que deseen viola los derechos humanos, que deben estar protegidos a nivel nacional, dijeron.

Menos de la mitad de todos los estados prohíben actualmente la discriminación basada en identidad de género, mientras cuatro estados republicanos restringen de manera activa el acceso a los baños o restringen leyes que podrían permitirlo.

“Estoy pasmada, son cosas que nunca imaginé que sucederían”, dijo Lauren Bocketti, madre de Zach, de 10 años, quien señala que su hijo siempre fue tratado con justicia en su escuela de Long Island, Nueva York. “No es una elección. Él es así. A los dos años ya sabía quién era. Es un varón. Es un varón atrapado en el cuerpo de una niña”, explicó.

Rodrigo Lehtinen, hijo transexual de la congresista por Florida Ileana Ros-Lehtinen, calificó de “erróneo” revocar la norma que permitía a personas como él usar en las escuelas el baño del género con el que se identifiquen. “Si eres gay o transexual, si tienes o no protección contra la discriminación depende de tu código postal, eso realmente subraya la necesidad de una ley federal”, aseguró Rodrigo, quien de pequeño fue Amanda.

La cantante Jackie Evancho, quien interpretó el himno nacional de EU en la inauguración de Trump y quien tiene una hermana transgénero, se dijo decepcionada por la medida del gobierno, y pidió al mandatario, vía Twitter, permitirle a su hermana hablar con él del tema.

El vocero presidencial Sean Spicer defendió la decisión del gobierno y rechazó que se trate de un retroceso respecto de la directiva aplicada por la administración de Barack Obama.

“El presidente [Trump] cree que éste es un tema de derechos que compete a los estados. Que si un estado quiere aprobar una ley o una regla, o que si una organización quiere hacer algo en cumplimiento con una regla estatal, ese es su derecho”, dijo.

Acusó además a la administración anterior de haber adoptado una directriz sin tomar en cuenta la postura de las escuelas o los maestros.

La ordenanza del gobierno Obama fue suspendida de manera temporal en agosto pasado por un juez federal en Texas tras las demandas presentadas por varios estados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS