Obispo Arizmendi confía en equilibrio de poderes en EU

El obispo de San Cristóbal de las Casas calificó la primera semana del presidente Donald Trump como turbulenta en la cual sus discursos y promesas de campaña electoral se transformaron en cruda verdad
29/01/2017
14:50
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
-A +A

El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, confió en que el Legislativo y Judicial de los Estados Unidos equilibren los poderes e impidan al presidente Donald Trump “realizar sus empeños, pues el Ejecutivo de un país no puede ser un dictador de otros tiempos”.

El prelado calificó la primera semana de gobierno del republicano de “turbulenta” en la cual sus discursos y promesas de campaña electoral se transformaron en “cruda realidad”.

“Pareciera que nadie lo puede detener en sus ímpetus por salvar la economía y la seguridad de su país, y como si México fuera su amenaza y sus enemigos a vencer”, enfatizó.

Pero ocurre, agregó, que ciudadanos de ese país aplauden y celebran las decisiones de Trump, como si en él encontraran “un desahogo a su racismo de corazón y que todos somos malos, menos ellos”.

En un documento, el religioso refirió que ante esa situación, el mejor muro para detener la migración es generar más empleos porque “si aquí no hay trabajo, la migración no se detiene, por más muros que construyan y por más tecnología y policías que implementen”.

También consideró no adecuado el boicot a empresas norteamericanas en el país, porque si éstas cierran “se esfuman miles de empleos de mexicanos que trabajan en ellas”.

Más bien, dijo, se aconseja apoyar el trabajo de las empresas que desafían a Trump y permanecen en México porque generan empleos.

El planteamiento, abundó, es que empresarios y gobernantes faciliten la creación de empleos para no depender de manera permanente del extranjero.

Se debe de salvar el campo, la agricultura, la pesca, la ganadería, los pequeños empleos y potenciar la industria del turismo.

El obispo chiapaneco pidió ser más solidarios con los migrantes a su paso por el territorio estatal por su condición de mayor indefensión, pero también que México vuelva su mirada a Centroamérica y Sudamérica.

Aunque sus economías no sean tan prósperas como las del Norte, o de Europa. “Unidos los pobres, pueden ser una fuerza extraordinaria de crecimiento solidario”, precisó el líder católico.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS