Por fallo federal, cierran basurero en Chilpancingo

La clausura del relleno es inminente, asegura alcalde; pepenadores protestan; basura es enviada a Zumpango
Más de 100 personas dedicadas a la recolección de basura protestaron por la decisión de cerrar el relleno sanitario de Chilpancingo (JOSÉ HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
27/01/2017
01:29
Arturo de Dios Palma
-A +A

[email protected]

Chilpancingo.— En cumplimiento de un ordenamiento del Tribunal Colegiado del Poder Judicial de la Federación con sede en Acapulco, el Ayuntamiento de Chilpancingo cerró el único basurero.

En Chilpancingo, según diferentes cálculos, se generan de 300 a 350 toneladas de basura al día.

Integrantes de la organización Levantemos Chilpancingo establecen que una persona aporta de uno a 1.5 kilogramos de basura cada 24 horas a los montones que están inundando la ciudad. Sin duda, el problema no es la capacidad para producirla.

El drama es otro: ya no hay lugar donde meter tantos desechos. El basurero municipal ubicado en la colonia La Cinca, en el sur de la ciudad, está excedido. En realidad, dejó de ser funcional desde hace cuatro años.

Por ahora no hay medida que ponga fin al problema de la basura. El Ayuntamiento no tiene la capacidad de recolectar las 300 toneladas de residuos que se generan en el municipio y en el basurero no cabe un bote más.

Este vertedero comenzó a funcionar como basurero a cielo abierto en 1992, después de que cerró el anterior que estaba ubicado en Piedras Prietas. En el año 2000, con una ampliación, se convirtió en lo que es hoy: un sitio de disposición final de residuos. Es decir, no es un relleno sanitario, pero tampoco un basurero a cielo abierto, está en un punto intermedio. En 24 años de uso, las 11 hectáreas que lo conforman se atiborraron de basura. Pero su clausura se había prolongado administración con administración.

La basura está brotando en las calles por dos razones: una, porque el Ayuntamiento tiene sólo 14 camiones recolectores para más de 600 colonias; dos, porque en el basurero ya no hay espacio.

Desde octubre pasado, el Tribunal Colegiado de Acapulco resolvió una suspensión en la que ordena al Ayuntamiento de Chilpancingo depositar basura sólo si cumplía con la norma ambiental 083-Semarnat.

En un informe que el pasado 5 de enero entregaron al Juzgado Séptimo de Distrito el secretario de Protección Civil, César Mayares, y el de Protección Ecológica, José Pérez, se pronuncian por la clausura del relleno por incumplir normas ambientales.

Vecinos de las colonias La Cinca y La Centenaria, principales afectados por el basurero, promovieron el amparo contra su permanencia. Señalaron que lo que hizo el alcalde Marco Antonio Leyva de cerrar el tiradero fue una estrategia jurídica para evitar que la justicia federal le diera vista al Ministerio Público federal y se le integrara una averiguación previa por desacato.

En entrevista, el edil afirmó que es inminente la clausura. “Nosotros acatamos lo que diga la autoridad federal y no lo vamos a desconocer, pero lo que pasó este miércoles fue la acumulación de a basura”, señaló el funcionario.

Un grupo de pepenadores comentó que este miércoles el amontonamiento de basura provocó un incendio que fue controlado. Ante el cierre del vertedero, más de 100 personas que recolectan desechos en camionetas propias a cambio de una cuota de 15 o 20 pesos, protestaron en el Ayuntamiento. “Nosotros estamos ayudando para que no haya basura tirada en las calles y con esto nos pagan”, dijo uno de ellos.

Autoridades municipales dijeron que los desechos se están depositando en el basurero de Zumpango de Neri.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS