Entregan cadáver hallado en Tetelcingo

Después de cuatro años de su desaparición, el cuerpo de María Dolores fue identificado y recibido por sus familiares
12/01/2017
01:24
Justino Miranda / Corresponsal
Cuautla
-A +A

La Fiscalía General del Estado entregó el cadáver de María Dolores Juárez Cárdenas a sus familiares, tras exhumar los restos en el panteón Jardines del Recuerdo de Cuautla. La osamenta corresponde a uno de los 117 cadáveres extraídos de una fosa común en Tetelcingo, a mediados del año pasado, considerada irregular por no tener los permisos para funcionar como depósito de restos humanos.

En el proceso estuvieron presentes las titulares de la Fiscalía de Personas Desaparecidas y de la Comisión de Atención a Víctimas del Estado de México, debido que el 31 de marzo de 2013 fue reportada por su familia como desaparecida en esa entidad vecina, y localizada muerta en Cuautla en la misma fecha.

María Dolores fue identificada mediante la confronta de su perfil genético, obtenido durante el proceso de exhumación de 117 cadáveres de la fosa común de Tetelcingo, a mediados del año pasado, los que fueron reinhumados de manera digna en el panteón de Cuautla.

María Dolores, de 28 años y madre de dos niños, salió de su casa en Atlaucan, Estado de México, el 31 de marzo de 2013, pero ya no regresó por lo que su esposo, Rodrigo Martínez, interpuso una denuncia por desaparición en la Procuraduría General de Justicia mexiquense.

El mismo día en la ciudad de Cuautla, a tan sólo 40 kilómetros del municipio de Atlaucan, se encontró el cuerpo de una mujer en un hotel de la colonia Cuauhtémoc.

Su cuerpo fue recogido por el Servicio Médico Forense de la Fiscalía morelense con una sábana amarrada al cuello y a un pie.

La entonces Subprocuraduría Regional Oriente de Morelos realizó las pruebas genéticas sin resultados positivos, pero no hizo la confronta de datos con las entidades vecinas y presuntamente tampoco la procuraduría mexiquense solicitó la ayuda de otras entidades.

El cuerpo de la joven quedó en el Semefo casi un año hasta que el 28 de marzo de 2014 se dio la orden para que los restos fueran inhumados en una fosa irregular de Tetelcingo, como lo admitió la Fiscalía.

Ayer por la mañana, por orden de un juez, fue abierta la gaveta 10 y el cuerpo entregado a familiares.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS