Esta semana, regreso de Villanueva a México

Aún se desconoce si la entrega será por la frontera o vía aérea, dice hijo de ex gobernador
11/01/2017
01:21
Silvia Hernández / Corresponsal
-A +A

Chetumal.— Entre hoy y el próximo viernes se estima que autoridades migratorias de Estados Unidos entregarán a México al ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Carlos Mario Villanueva, hijo del ex mandatario, confirmó lo anterior, pero dijo que aún desconocen si será a través de la frontera o vía aérea.

Comentó que su padre se encuentra en el Centro de Atención a Migrantes en Jena, Louisiana, desde el 30 de diciembre, cuando abandonó la prisión-hospital de Lexington.

La familia del ex gobernador ha solicitado prisión domiciliaria por su estado de salud, dado que padece de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) desde hace años, la cual habría adquirido cuando estuvo en el penal de alta seguridad de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

Villanueva Tenorio, legislador local del Partido Encuentro Social, explicó que hasta que llegue su padre a México y valoren su salud, realizarán el trámite para pedir prisión domiciliaria.

Un juez federal que sepa del caso o el magistrado sujeto determinarán si procede la petición, dijo.

“La solicitud de prisión domiciliaria será ante un juez federal y confiamos en que pueda gozar de este beneficio que establece el artículo 55 del Código Penal federal y poder traerlo de regreso a Chetumal, su casa, en específico el rancho El Mostrenco”, indicó.

Dijo que su familia tiene esperanzas de que accedan a la petición de prisión domiciliaria, dado que tiene sustento jurídico para ser otorgada.

El pasado 22 de diciembre, Villanueva Tenorio anunció el retorno de su padre a México, para concluir una condena de más de 20 años por lavado que le fue impuesta en junio de 2013 en Estados Unidos.

Villanueva Madrid gobernó Quintana Roo de 1993-1999. Al finalizar su mandato fue acusado de narcotráfico y le abrieron un proceso de investigación, por lo que no se presentó a entregar el mandato a su sucesor Joaquín Hendricks Díaz.

Tras estar prófugo, fue capturado en Cancún y encarcelado en El Altiplano. En junio de 2007, un juez ordenó su libertad al absolverlo de narcotráfico, pero fue extraditado a EU en 2010 y se declaró culpable de lavado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS