36

Arrecia violencia en Acapulco, pese a cinco operativos

No logran disminuir los índices delictivos; según la SSP, han asesinado a 332 personas en este año
Militares vigilan las escuelas del puerto de Acapulco, luego de que varios planteles han suspendido sus actividades ante el repunte de la delincuencia (BERNANDINO HERNÁNDEZ. CUARTOSCURO)
27/04/2016
04:00
Vania Pigeonutt / corresponsal
Con información de Marcos Muedano y Dennis García
-A +A

[email protected]

De ser la atracción turística más importante de México en la Época de Oro del cine, el puerto se ha convertido en el municipio más violento de Guerrero, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dependiente de la Secretaría de Gobernación.

Tan sólo en lo que va del año, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado ha reportado el homicidio de 332 personas.

A raíz del ataque del domingo contra elementos de la Policía Federal, decenas de escuelas y cientos de comercios se mantienen cerrados. El puerto, día y noche, ha permanecido sin actividad y la zona turística se observa vacía.

En diciembre de 2014 la Policía Federal, la Gendarmería, el Ejército y la Marina comenzaron a resguardar escuelas de colonias como Emiliano Zapata, Ciudad Renacimiento y Simón Bolívar, en donde la SSP registró 19 secuestros de maestros en 2015.

Para el 31 de marzo de 2015, un contingente de 200 efectivos y 90 vehículos de la Gendarmería llegaron a reforzar Acapulco, y en octubre, 300 elementos más, así como 60 patrullas.

Además, en cada periodo vacacional —Semana Santa, Navidad y Año Nuevo, regreso a clases— refuerzan el esquema de seguridad.

También se incrementa la seguridad para vigilar la Convención Bancaria, cuando hay marchas contra la reforma educativa y en otros operativos también participa la Policía Federal.

Elena Azaola, académica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), señala: “La política, si es que la hay, no ha dado resultados; las medidas son ineficientes e insuficientes, deberían darse cuenta de que más de lo mismo no les va a funcionar”.

La experta en temas de seguridad agregó que es momento de que realicen un diagnóstico preciso para tener resultados; incluso, comentó que deberían tomar como ejemplo y ensayar con casos de éxito en el combate a la delincuencia en el país, como en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Dijo que debe haber una política integral en Acapulco, no sólo policiaca, aunque al ser un sitio turístico no se puede contar con una cohesión por la movilidad de la población.

El gobernador Héctor Astudillo anunció el pasado lunes que se replantearía la estrategia de seguridad.

Manelich Castilla Craviotto, comisario de la Gendarmería, comentó que tras los ataques del crimen organizado contra policías federales en el puerto, la dependencia mantendrá las acciones de combate, a pesar de las reacciones violentas que puedan tener.

“Sólo puede atacarse eficientemente el tema de seguridad con una perspectiva global. En momentos como éste, refrendamos nuestra irrenunciable voluntad como mexicanos de no dejarnos vencer”, comentó.

Señaló lo anterior tras las acciones de bandas delincuenciales que el domingo atacaron un hotel en donde se hospedan elementos de la Policía Federal y oficinas de la dependencia, en respuesta a la detención de Fredy del Valle Bordel, El Burro, identificado por el gobierno federal como integrante del Cártel Independiente de Acapulco.

Ante la ola de violencia, José Antonio Ortega Sánchez, del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, exhortó al gobernador y al presidente municipal de Acapulco a que asuman su responsabilidad.

Al presentar el ranking de violencia en los municipios 2015, Acapulco, Chilpancingo y Cuernavaca encabezan la lista a nivel nacional, con 72, 55 y 54 puntos, respectivamente.

Mal del estado. Guerrero es considerada la entidad menos pacífica del país, de acuerdo con el reporte del Índice de Paz México (IPM) 2016, y el de mayor número de homicidios, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Los operativos destinados para el estado se han mantenido, a pesar del avance negativo. De 2001 a la fecha han puesto en marcha cuatro.

El SESNSP, que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob), ubica a Guerrero como el estado con mayor número de homicidios dolosos, con 514 asesinatos en el primer trimestre de 2016, es decir, 81 más que en ese mismo periodo en 2015.

Hasta marzo, Guerrero era considerado como el segundo lugar en tasa de homicidios dolosos, después de Colima, según los datos que envía la Fiscalía General del Estado (FGE) a la Segob. Aunque la Fuerza Estatal ha reportado el homicidio de 332 personas en Acapulco en lo que va del año.

Desde que inició el gobierno de Ángel Aguirre, en 2011, se reforzaron los operativos coordinados entre la SSP, la Policía Federal, la Marina y el Ejército, ante el alza de homicidios, secuestros y extorsiones. Se han implementado desde entonces al menos seis; uno permanente en Acapulco.

Tras la desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas en septiembre de 2014, la Federación y el gobierno estatal coordinaron el operativo Iguala, en octubre de ese año. Participó la Gendarmería, el Grupo de Élite de la Policía Federal, investigadores, personal de inteligencia y la unidad científica para desmantelar bandas de secuestradores y revertir los malos indicadores.

De esta manera, en lo que va del gobierno de Héctor Astudillo, que inició casi un mes después del año de la tragedia de Iguala, en Guerrero la SSP registra mil 49 homicidios dolosos, 73 extorsiones, 114 personas privadas de libertad y 40 secuestros con denuncia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios